Crean lavabos para encerrarse a llorar

Crean lavabos para encerrarse a llorar

Tras comprobar que sus lavabos estaban constantemente ocupados por empleados que se encerraban en ellos para llorar, la empresa barcelonesa Gestión y Caución ha decidido construir unos servicios diseñados específicamente para ahogar penas. En vez de una taza de loza, en el interior de cada cubículo se encuentra una simple silla junto a un dispensador de pañuelos. “Aunque nuestros empleados se quiebren debido a la presión inhumana y al desprecio al que son sometidos, ahora al menos tienen un sitio adecuado en el que sentir lástima de sí mismos”, explica Ernesto Egara, director de la empresa. “Ya no habrá aglomeraciones en los baños cuando llega el día de repartir las nóminas”.

Aunque reconoce algunas ventajas -como que los pañuelos no le irritan tanto la nariz como el papel higiénico a la hora de secarse las lágrimas-, una de las empleadas no termina de ver con buenos ojos que haya dos tipos de lavabo para dos tipos distintos de “desahogo”: “Es un fastidio porque a veces estás sentada en el váter normal haciendo de vientre y te acuerdas de que no te pagarán las horas extras y te entran ganas de llorar. Antes podías hacerlo pero ahora te tienes que aguantar para ir a llorar donde corresponde. O viceversa, porque a algunas con el llanto se nos suelta la vejiga”, explica.

Según el jefe sindical, las sesiones de histeria y lágrimas no serían necesarias con unas mejores condiciones salariales, pero desde dirección se ha preferido emplear el mismo dinero “en inversión tecnológica”. Según Ernesto Egara, “no sólo somos la primera empresa europea con lavabos para llorar sino que ahora podemos contabilizar con precisión el tiempo que pierde cada empleado autolamentándose, por lo que es posible hacerle recuperar las horas perdidas”.

Publicado el 30 de Marzo de 2011 por Kike García/elmundotoday.com

Deja un comentario