El agua con cafeína llega a España

  FERRI WATER

¿Te huele el aliento después del café pero lo sigues tomando para espabilarte?  ¿Necesitas Red Bull cuando sales aunque te sepa a jarabe para la tos? La solución a estos dramas cotidianos de adicto a la cafeína puede ser Ferri Water, la primera agua embotellada con esta sustancia que se fabrica en España.

El producto, creado por la empresa valenciana de licores Destilerías Ferri, ni sabe a café ni es un refresco energético, sino una simple agua a la que se ha añadido la droga extraída del café. Se vende en botellas de medio litro que contienen 150 miligramos de cafeína, el equivalente aproximado a dos tazas de café. Según sus creadores, sabe a agua “con un pequeño toque cítrico” y costará “lo mismo que un refresco normal”.

“El proceso de fabricación es muy sencillo: agua mineral natural de manantial, sólo con cafeína. Pero a pesar de su simplicidad nos ha llevado más de 18 meses sacarla al mercado”, explica Salvador Ferri Damunt, gerente de la compañía.

La bebida se podrá adquirir en bares, restaurantes, hoteles, discotecas y gasolineras. “La DGT aconseja el descanso cada dos horas de conducción y tomarse un refresco con cafeína. Ahí estamos nosotros, pero sin azúcares añadidos y con cero calorías”, afirma Ferri. “También es importantísimo el mundo del ocio nocturno, en el que este agua sea una alternativa a la segunda copa. El canal tradicional [de tiendas] será posterior”.

Ferri Water sigue el camino de otras aguas con cafeína que ya se comercializan en el Estados Unidos y Europa, como FYXX, Avitae, Water Joe o Zippy Water, una marca alemana que al parecer cuenta con distribución en el sur de España. Salvador Ferri reconoce que “hay similitudes”, pero asegura que “FYXX se anuncia en su página web como una bebida energética y Zippy, con su formato de botella, va más dirigida al mundo del deporte”.

Como recurso para las personas a las que no les sienta bien el café -como yo- o que no quieran inflarse como globos con el gas y el azúcar de los refrescos, este invento puede resultar útil. Ahora bien, el abuso de la cafeína no es precisamente lo que más gusta a los nutricionistas, que aconsejan mantenerse en menos de 300 miligramos de la sustancia (dos botellas de Ferri Water) al día. “Por supuesto llamaremos a un consumo responsable”, señala el impulsor del agua. “Además, en el etiquetado del producto indicamos que no es apto para niños ni embarazadas”.

De lo que no se avisa es que la cafeína suele tener efectos diuréticos. Con lo que es probable que después de un par de botellas necesites tener un baño -o un orinal- cerca.

Fuente: http://blogs.elpais.com/el-comidista

Deja un comentario