Los (verdaderos) Diez Mandamientos

Los (verdaderos) Diez Mandamientos
http://alberkrip.wordpress.com

El que no se crea esta historia que por favor la compruebe en una Biblia.

Al parecer cuando Moisés subió por primera vez al monte Sinaí al bajar lo único que hizo fue repetir lo que le había dicho Dios de palabra. Esto es lo que se conoce hoy en día como la lista de los Diez Mandamientos que (más o menos) coincide con aquello:

Éxodo 19:16-15 – (…) Moisés bajó adonde estaba el pueblo y les dijo todas estas cosas: (…) Éxodo 20:2-17 – No tendrás otros dioses delante de mí. No te harás ninguna escultura y ninguna imagen de lo que hay arriba, en el cielo, o abajo, en la tierra, o debajo de la tierra, en las aguas. No te postrarás ante ellas, ni les rendirás culto (…) No pronunciarás en vano el nombre del Señor, tu Dios, porque él no dejará sin castigo al que lo pronuncie en vano. Acuérdate del día sábado para santificarlo (…) Honra a tu padre y a tu madre, para que tengas una larga vida en la tierra que el Señor, tu Dios, te da. No matarás. No cometerás adulterio. No robarás. No darás falso testimonio contra tu prójimo. No codiciarás la casa de tu prójimo: no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su esclavo, ni su esclava, ni su buey, ni su asno, ni ninguna otra cosa que le pertenezca.

Despues de esto viene una larga lista de faltas, delitos con sus correspondiente castigos etc. Pero lo divertido y sorprendente del asunto es que poco después en la historia Moisés vuelve a subir al monte Sinaí. Esto lo hace a petición de Dios en Éxodo 24:12. Mientras tanto la gente se pone a construir el Arca de la Alianza, también a petición (algo complicado porque requiere varios capítulos). Es el mismo Arca que luego encontraría Indiana Jones (Éxodo 26:10 y En Busca del Arca Perdida). Es entonces cuando finalmente baja Moisés con las Tablas de la Ley. Se encuentra con el famoso becerro de oro que habían construido en su ausencia, las rompe contra el bercerro y debido al incidente, vuelve a subir a por una copia. Hasta ese momento no se ha hablado de «Diez Mandamientos» en ningún lado: son todo «las palabras de Dios», «testimonio», «prescripciones», etc. Entoces Moisés baja con una nueva copia que ya es donde están escritos los verdaderos diez mandamientos, que para evitar dudas se llaman en la Biblia claramente Las nuevas Tablas de la Ley y las escribe Dios en persona (no Moisés), y que vienen a ser estos:

El Señor dijo a Moisés: «Talla dos tablas de piedra iguales a las primeras, y yo escribiré en ellas las mismas palabras que estaban escritas en las que tú rompiste.» (…) Éxodo 34:14-28 (I) No te postrarás delante de ningún otro dios. (II) No te fabricarás dioses de metal fundido. (III) Observarás la fiesta de los Ácimos. (IV) Durante seis días trabajarás, pero el séptimo día deberás descansar (V) Celebrarás también la fiesta de las Semanas, la de los primeros frutos de la cosecha del trigo; y además, la fiesta de la Recolección, al término del año. (VI) Tres veces al año todos los varones se presentarán delante del Señor, el Dios de Israel. (VII) No ofrecerás nada fermentado junto con la sangre de la víctima sacrificada en mi honor (VIII) No quedará para el día siguiente la víctima inmolada en la fiesta de la Pascua. (IX) Llevarás a la casa del Señor, tu Dios, lo mejor de los primeros frutos de tu suelo. (X) No harás cocer un cabrito en la leche de su madre. Después el Señor dijo a Moisés: «Consigna por escrito estas palabras, porque ellas son las cláusulas de la alianza que yo hago contigo y con Israel». Moisés estuvo allí con el Señor cuarenta días y cuarenta noches, sin comer ni beber. Y escribió sobre las tablas las palabras de la alianza, es decir, los Diez Mandamientos.

Como se ve, Moisés no le hizo ni caso. O tenía muy mala memoria. O Dios cambió de opinión. Lo que históricamente se ha transmitido no solo no es la nueva versión escrita por Él en persona, sino la versión previa contada por Moisés como «me dijeron que dijera que…». El caso es que miles de años después todavía estamos esperando una corrección que sin duda aparecerá pronto en todos los catecismos a raíz de estos nuevos descubrimientos.

 

(Adaptado de uno de los pasajes de 50 Things You’re Not Supposed To Know de Russ Kick.)

– Anotación dedicada a Guillermo y Andrés que se curraron hace ya tiempo una excelente Historia Sagrada: La Biblia en Fascículos.

lo vi en: http://www.microsiervos.com

Deja un comentario