Odio

Odio
No recordaba lo que era el odio. Hoy llevo todo el dia queriendo romper algo enorme y ruidoso, y que el cataclismo me asuste lo suficiente como para calmarme.
Hoy me he dado cuenta de lo inutil que uno se siente cuando la tecnologia no le hace caso, esta agotado y tiene montañas de cosas urgentes que hacer.
Hoy tenia ganas de matar. Nada funcionaba, nada estaba en su sitio, todo se habia perdido, todo era un caos (y sigue asi).
He controlado esa patada al armario que te deja un dolor de metatarsos terrorifico y mucha mas mala hostia. He frenado ese puñetazo al ordenador que te hace migas la mano y te deja colgao no solo un dia sino un mes.
16 horas despues me he dado por vencido, he puesto la tele y derrotado me he tirado en el sofa pensando que no tenia derecho a quejarme y menos a odiar. Pero entonces las voces de politicos y tertulianos me han vuelto a poner frito. Que gran vergüenza. Que asco. Que basura. Que hipocresia. En que gran mentira vivimos. ¿A que juegan estos papanatas?
Se que no tengo derecho a quejarme y por suerte se que este odio durara pocos minutos mas. Menos mal que tengo un dia de estos cada diez años. Si no estaria en la carcel, en el manicomio o bajo tierra. Menos mal que el odio en soledad es algo inocuo y en mi vida, exotico.
Menos mal que me tomo el odio a broma. Pero que no vuelva.

fuente: http://lacomunidad.elpais.com/mikel-urmeneta/posts


Deja un comentario