‘Bloody brew’

Por: Mikel López Iturriaga

Bloody mary brew
Foto: Ainhoa Gomà

Señores, señoras, con ustedes mi último descubrimiento en coctelería: el bloody brew. Es decir, un bloody mary con cerveza. ¿Una guarrada? Eso pensaba yo hasta que lo probé el otro día en casa y caí rendido a sus encantos. Gracias a las burbujas, el amargor y la menor densidad de la cerveza, el bloody brew es más ligero y refrescante que su pariente famoso. No posee la contundencia tomatera de mary y quizá resulte menos elegante, pero llena menos y es más fiestero.

La receta la descubrí en un libro viejunísimo que no sé cómo llegó a mis manos que se llama Los mejores cócteles de Nueva York, de la editorial Köneman. Es pequeño, pero incluye la friolera de 1.300 fórmulas. De bloodies hay tres: el mary, el brew y el bull, que lleva caldo de carne. Tras un par de pruebas en colaboración con algunos amigos aficionados al licor, al final concluimos que lo mejor es una mezcla de los dos primeros. Una especie de bloody mary brew, vaya.

Dificultad

Para ignorantes.

Ingredientes

  • 8 partes de zumo de tomate

  • 6 partes de cerveza

  • 4 partes de vodka

  • 1 parte de zumo de limón

  • Salsa worcestershire (Perrins) y tabasco al gusto

  • Sal y pimienta negra recién molida

Preparación

1. Llenar un vaso mezclador con hielo.

2. Incorporar todos los ingredientes salvo la pimienta y remover con suavidad.

3. Servir en vaso y espolvorear con pimienta.

http://blogs.elpais.com/el-comidista

Esta bebida es una variación de la famosa bebida mexicana:

MICHELADA

'Bloody brew'

La michelada es una bebida alcóholica de origen mexicano que se prepara mezclando cerveza, jugo de limón, sal y una mezcla de salsas.

Preparación

La preparación es muy sencilla, basta con escarchar un vaso (poner sal en el borde), añadir jugo de limón, hielo (opcional), agregar las salsas y finalmente verter la cerveza.

Variaciones

Las variaciones consisten en la mezcla de salsas usadas: salsa picante, salsa inglesa, salsa tabasco, jugo sazonador, chamoy e incluso una una mezcla comercial de jugo de tomate y ostión.

Una versión popular es la llamada “Cubana”, que incluye salsa inglesa y salsa Tabasco; el escarchado del vaso se hace con una mezcla de sal y chile piquin en polvo.

También se le pueden añadir sabores de frutas tropicales como tamarindo y mango usando jugos concentrados

Adicionalmente existen la “Chelada” que es la cerveza (preferiblemente clara o lager), combinada solamente con jugo de limón y sal; y la “Rusa”, que se prepara con refresco de toronja, limón y sal.

En Chile, por su parte, existe una variación que se prepara con merkén en lugar de otras salsas o picantes.[1]

Cualidades

Una de las cualidades de la Michelada es su refrescante sabor, que la hace ideal para los días soleados en los que se busca algo más que el sabor de una simple cerveza.

En México se considera un excelente remedio para la resaca o cruda, por lo que es común tomarla por las mañanas o a mitad del día.

Orígenes e historia

Una popular versión de su origen apunta a la ciudad de San Luis Potosí, concretamente al Club Deportivo Potosino, pues se cuenta que un socio de nombre Michel Ésper (originario de Ciudad Valles) acostumbraba pedir una cerveza con limón, hielo, sal y popote en una copa llamada chabela como si fuera una limonada de cerveza, eventualmente originando el nombre de la bebida (En aquel entonces nadie tomaba cerveza con hielo). Ya que después los socios pedían una limonada como la de Michel “MICHELADA” esto fue como en los años 70as con el tiempo se fueron agregando salsas al gusto y le han cambiado el nombre a la original poniéndole el de “Chelada” pero en aquellos años no se conocía nadamás que en San Luis Potosí su preparación en otros estados y en las playas no sabían de que se componía la bebida.[2]

La versión más clara del origen del nombre es que simplemente significa “Mi chela helada”.

Una versión menos glamorosa es la siguiente: En inglés muy frío o “helado” se dice -chilled-, que ya pronunciado en castizo es “chiled” o “chelado”; ahora bien, contrario de la tradición que existía en Europa y el México Tradicional, en Estados Unidos la cerveza se empezó a consumir muy helada, con hielo al principio y luego refrigerada cuando este invento se generalizó a mediados de Siglo XX, es decir la cerveza cambió a “chilled”, mientras que en la mayor parte del mundo la cerveza se consumía en ese entonces -al tiempo- (no caliente, al tiempo). Esto es pues, una cerveza chelada o una -chela- es una cerveza helada (chilled beer), la que además del hielo se le adicionaría sal y limón… lo que le daría el sabor latino. Asimismo, en una versión más condimentada, se le adiciona una mezcla (mix en inglés) de salsas picantes, inglesa, de soya, etc., que todo junto la mezcla y la chela sería una cerveza Mybeerade, que pronunciado con las reglas del castellano deja claro que se trata de un Mix-chelada, Michelada pues. Lo más probable es que esta denominación venga del norte de México, muy probablemente de Monterrey, Nuevo León. De hecho aún en la actualidad en muchas partes de México se hace una clara distinción entre una “chelada” que es una cerveza con hielo, sal y limón, respecto de una “michelada” a la que además de lo anterior se le adicionan diversas salsas que le dan una sensación más densa y sabor cargado e incluso en ocasiones picante. En algunos bares a esta mezcla se le llama “petróleo” por su color oscuro intenso, ya que se tiene mezclada en recipientes ya lista para sólo ser vaciada sobre la cerveza.

http://es.wikipedia.org/wiki

Deja un comentario