Casi casi parecido…

Casi casi parecido...

En la entrada a la iglesia para la misa de 12.00, había bastante gente lista para entrar. A una de las personas que estaba allí, le pareció ver a alguien conocido, al  cual quiso llamar su atención para saludarlo: ¡hey Culo Santo!, ¡Culo Santo! y otra vez más, ¡Culo Santo!………..el supuesto conocido se da la vuelta y con cara de pocos amigos se acerca y le dice al oido: ¡Mira pendejo, te he dicho mil veces que me apellido SANTOYO!!!!

Deja un comentario