Coda: La pirámide del ahorro

No nos damos cuenta, pero al hacer el gesto del ahorro – o “chasquear lento” – estamos perdiendo partículas de piel. Jugando a ganar, perdemos.

 La proporción de piel en la composición del polvo doméstico es aproximadamente del 70%. (Hojeando una vez un talonario de cupones promocionales, di con un descuento del 70% en una tienda de muebles, y lo relacioné mentalmente con ese porcentaje.) A veces la piel que se desprende al hacer el gesto del ahorro va a parar a casa de un Enemigo. Puede quemarla con un mechero o vejarla de cualquier forma que se le antoje. El ahorro – o al menos la alusión al ahorro, la invitación al mismo – se convierte en tal caso en un peligro real.

Fuente: http://www.canodromoabandonado.com/

Deja un comentario