Es el secuestro, estúpidos

Por: Salvador Camarena | 20 de febrero de 2012

Secuestro
Tabla tomada de animalpolitico.com

El secuestro es el delito que más genera percepción de inseguridad en la población de México. Así lo sostiene el Centro de Investigación para el Desarrollo, Cidac, un think tank que presentó hace unos días el estudio 8 delitos primero, mediante el cual logró establecer que de 33 delitos, son 8 los que realmente impactan en la percepción de inseguridad de los mexicanos. Según este informe, se requiere de 8 homicidios con la marca de la delincuencia organizada, o de 112 robos de vehículos con violencia, para generar el mismo sentimiento de vulnerabilidad en una comunidad que provocan tan solo 2 secuestros.

Si este índice del Cidac está en lo correcto, México está en graves aprietos: en paralelo con el estudio del Cidac, que comenzó a circular este mes, la semana pasada el gobierno informó que en el segundo semestre de 2011 los secuestros aumentaron 23 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior, una realidad que hará crecer de manera vertiginosa la sensación de vulnerabilidad en este país.

Antes de que el año pasado surgiera el Movimiento por la paz con justicia y dignidad, que aglutina a las víctimas de la violencia del narcotráfico y delitos de delincuencia organizada, México tuvo tres grandes convulsiones ciudadanas, cada una de ellas a partir de una crisis de hartazgo ante los secuestros. La indignación se galvanizó de tal forma que los mexicanos salieron a las calles en sendas manifestaciones de protesta: la primera de ellas fue en los años noventa, luego hubo otra en 2004 y finalmente la más reciente fue en 2008.

Esas manifestaciones ciudadanas ocurrieron en la capital del país pero el fenómeno del secuestro en México ocurre en gran parte del país. “En la segunda mitad de 2011 se registraron mil 239 secuestros en México, en comparación con los mil cuatro casos de los que se tuvo registro en el mismo periodo en 2010. Los estados con mayores reportes de este delito fueron: el Estado de México con 170 casos, Tamaulipas con 145, Guerrero con 99 y Michoacán con 95”, reportó la semana pasada la revista Emeequis.

Otra nota periodística, esta del diario Reforma, reportaba el aumento de secuestros, en el último trimestre de 2011,  en los estados de Campeche, Chiapas, Colima, Oaxaca, Distrito Federal, Morelos, Estado de México, Aguascalientes, Durango, Guanajuato, Veracruz y Michoacán.

El modelo creado por el Cidac pretende, entre otras cosas, que la opinión pública tenga un referente mediante el cual pueda medir de manera diferenciada el impacto de los diversos hechos delictivos. “Si tenemos información sobre cuáles son los delitos que más afectan la percepción ¿estaríamos dispuestos a que estos sean atendidos antes?”, se cuestionaba Verónica Baz, directora del Cidac, en un artículo en el diarioReforma. Baz agrega que “en México las cifras oficiales sobre inseguridad nos dicen poco. Las razones son muchas y van desde la no-denuncia hasta la falta de capacidad de los estados para registrar los delitos de tal forma que se puedan hacer comparaciones en el tiempo”.

En los últimos meses la presión de diversos investigadores y medios de comunicación ha logrado que el gobierno mexicano organice y publique información sobre los homicidios relacionados con el combate a las bandas criminales. Esos datos empiezan a constituirse en un barómetro que ayuda a comprender la dimensión del reto de inseguridad que se vive en el país. Reto que es más complejo si añadimos que al dar los datos del secuestro, el secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, José Óscar Vega, el incremento de los secuestros se debe a la “creciente diversificación de las actividades de las organizaciones criminales“,según reporto Infobae.com.

http://blogs.elpais.com/contando-america/

Deja un comentario