Cuestión de edad – Balada para un Cuerdo

Debe ser cuestión de edad, aprendí a esperar. Tal vez me confundió la velocidad. De esos que levantan polvo y tienen la costumbre de reirse del que va detrás aprendí a esperar. Debe ser cuestión de edad: ya puedo empezar a aprender de lo que sale mal. Descubrir otros paisajes. Recorrer caminos solo por el gusto de mirar, solo por andar, solo por andar. Dime qué quieres, qué buscas aquí. Eso que miras no lo vas a conseguir.Debe ser cuestión de edad, no se imaginar vidas distintas a mi realidad. ya no curo mis heridas, solo evito baches para no volver a tropezar. Solo por andar. Aprendí a esperar. Dime qué quieres, qué buscas aquí. Eso que miras no lo vas a conseguir.

Porque a Santi Campos y los Amigos Imaginarios los puedes llevar a tocar a tu casa. Lo llaman “Living Room Show” y supongo que es otro de esos lugares donde sobreviven los artistas mientras los creen serlo salen en el Hola y suenan en los 40.
Claro que si no canta Balada para un Cuerdo perdería parte de la gracia que puede ser tener en tu salón a alguien que ha compuesto la típica canción maravillosa con la que soprender a las visitas.

Aprenderé a no reír, a no escuchar, a no sentir. Conseguiré no disfrutar pensar muy bien como mentir. Llevabas la razón al decir que pensar es lo mismo que sentir, aunque no es tan divertido. Contemplar como se aja la piel y mis ganas de correr aun me dicen que estoy vivo, y no lo se. Aprenderé a no reír, como si esto fuera el fin y a esconderme. A no vivir. Conseguiré no reventar como una copa de gas. Me olvidare de imaginar.Con lo cuerdo que soy no se bien si al final algún día explotare y todo sera distinto. Y al final me venció el no saber nunca en que lugar estoy. Me preguntan por qué sigo y no lo se. Aprenderé a no reir, a no escuchar, a no sentir y a esconderme. A no vivir

Visto en: http://maldiaparadejardefumar.blogspot.mx

Deja un comentario