El objeto amado

El objeto amado

“Podrías hundirte de un solo golpe en la nada, adonde van los muertos: yo me consolaría si me dejaras tus manos en herencia. Sólo tus manos subsistirían, separadas de ti, inexplicables como las de los dioses de mármol convertidos en polvo y cal de su propia tumba. Sobrevivirían a tus actos, a los miserables cuerpos que han acariciado. Entre las cosas y tú no harían ya de intermediarias: ellas mismas se transformarían en cosas.”

Marguerite Yourcenar: Fuegos
Foto: Brassaï – Les mains de Léon-Paul Fargue et de Louise de Vilmorin, 1935

Fuente: http://carmenlobo.blogcindario.com

Deja un comentario