El sexo es fácil

El sexo es fácil

Llevo todas las vacaciones currando, sola,abandonados mi móvil y yo a nuestra suerte, y recibiendo cada tres segundos información de mis alrededores que vacacionaban, vegetaban, se aburrían y me mensajeaban.

 

Una información que me ha obligado a lamer las heridas de algún amigo, ignorar los lamentos de algún enemigo y, en general, a practicar la medicina emocional más básica.

 

Mi diagnóstico es contundente: sobra ruido, sobran palabras, sobran mensajes.

 

O sea, y extrapolando: el amor es dificilísimo, el sexo no, el sexo es fácil. Por eso, para los que me habéis mensajeado, si de verdad queréis sexo, tenéis que aprender a decir la verdad.

 

Nada de “te quiero”, nada de “si no fuera por la vida que ya tengo”, nada de “si pudiéramos vernos y empezar de cero en una isla”, nada más que la verdad, en dos frases y dos preguntas.

“Me gustas. Te comería entera/o. ¿Quieres? ¿Cuándo?”.

 

Y ya.

Dejad el whatsapp en paz. Y tocaos.

Y si queréis amor… Leed e id al cine, que al menos la ficción es real.

Paloma Bravo/elpais.com

 

Deja un comentario