La selección nacional de Guardiola

La selección nacional de Guardiola

La profesión de técnico tiene en estos tiempos una serie de materias que antes parecían inservibles; manejo de prensa, relaciones públicas, conferencias, voceros, discursos oficiales y uso exacto del lenguaje. Dominar el arte de comunicar y sus herramientas se ha vuelto imprescindible para dirigir un Club de futbol. Sirve para mandar mensajes a jugadores, meterse en la mente del rival, distraer la atención, presionar árbitros, directivos, medios y aficiones. Asistimos desde hace un par de años a un pulso dialéctico irrepetible, con un alto nivel intelectual y psicológico. Guardiola y Mourinho están futbolísticamente por encima de cualquier entrenador, pero si en la cancha no tienen rival, en los despachos son inalcanzables. Una de tantas señales que ambos han utilizado para dar tema fuera de la cancha es su continuidad con Real Madrid y Barcelona. Mourinho no se ha pronunciado en ningún sentido y Guardiola no ha puesto fecha a su renovación, sigue sin firmar. Durante los próximos días, previos a un clásico decisivo, el silencio y el perfil bajo son recomendables, pero una información se ha escapado del círculo más cercano a Guardiola. Una oferta de la Federación Inglesa de Futbol para dirigir con todos los poderes a su Selección Nacional puede sacudir al Barça. No se trata de dinero, sino de objetivos, algo tan humano como los sueños. Si algo puede impedir la esperada y tensa renovación de Guardiola es su intención de ser el entrenador de Inglaterra. Todos los grandes equipos del mundo lo quieren, pero él fuera del Barça sólo quiere a uno, el Equipo de la Rosa. Quizá veamos el último año de este fenómeno en el Club de su vida, apuntemos a la selección inglesa como el primero del resto de sus días.

José Ramón Fernández Gutiérrez de Quevedo/mileniodiario

Deja un comentario