Los chinos se están volviendo ricos

Los chinos se están volviendo ricos

Gracias al capitalismo que China privilegió en los últimos años, una gran proporción de su población ha emergido de la pobreza y se ha insertado en las clases medias. Esto ha sido notorio en la costa este de China y en sus ciudades costeras.

La última vez que visité China un oficial del gobierno me repitió que su país ha sacado de la pobreza a 400 millones de individuos, y declaró la convicción de su gobierno: “Vamos por los otros 800 millones”.

La prosperidad de China está resultando en todo tipo de beneficios para la población, incluso creando una nueva clase de gente acaudalada que se la pasa comprando bienes de lujo de marcas europeas caras que se han insertado en el ánimo aspiracional de ese pueblo.

Una noticia que refrenda esta condición de rápida prosperidad ocurrió en días pasados, cuando la empresa Zhuhai Cirrus General Aviation Co., una nueva firma que vende aviones y que abrió apenas sus puertas el viernes 16 de marzo, vendió la estruendosa cantidad de 14 aviones en cuatro días. Son aviones privados que fueron adquiridos por varios clientes chinos, ansiosos de volar sin las vicisitudes naturales de los vuelos comerciales.

La ambición de esta empresa que vende aviones privados y la oportunidad de mercado que ha identificado son tal, que se ha impuesto como meta abrir 40 tiendas de aeronáutica (el equivalente a las concesionarias automotrices) en todo el territorio chino en los siguientes años. Es como si la marca de autos Rolls Royce dijera que quiera abrir 100 concesionarias en México para aprovechar la prosperidad de nuestra clase acaudalada.

Con ejemplos como el anterior, es muy difícil calificar a China dentro de parámetros de prosperidad normales o similares a los que se vieron en el Reino Unido, Europa Continental o Estados Unidos en los últimos cien años. Los 14 aviones vendidos tienen un precio promedio de 480 mil dólares a 650 mil dólares.

China es hoy el ancla de crecimiento en el mundo. La prosperidad de sus clases medias y la de su clase acaudalada empezará a ser evidente conforme sus ciudadanos viajen y se integren a la sociedad global. Ese es el destino de sus políticas públicas enfocadas en liberalizar la economía cada vez más.

Carlos Mota/mileniodiario

Deja un comentario