Los nuevos Pecados Capitales

Los nuevos Pecados Capitales

Cuando a uno  no se le ocurre sobre qué escribir o su ingenio (o la escasez del mismo) no da para más, hay que recurrir a la inteligencia ajena y copiar la creatividad de otros.

Eduardo Galeano, genial escritor uruguayo, ha denunciado en su nuevo libro “Historias con minúscula”, los siete pecados capitales de la sociedad actual ” que, como el propio autor reconoció, no pasarán a formar parte de los anales de la Historia.
Mis queridas amigas y yo también hemos hecho esta denuncia , en cada reunión/cena de viernes, hablando hasta las tantas de los problemas de estos tiempos. Tampoco pasaremos a formar parte de los anales de la historia.
1.- Menciona en primer lugar, el racismo, sobre todo por que “produce amnesia”. Todos somos, según Galeano, africanos emigrados. “De África sólo sabemos lo que nos enseñó el señor Tarzán”, pero fue allí donde “empezó el viaje humano en el mundo”. Esto no es sólo una cuestión de piel, explicó: “La guerra de Irak también es racismo”.
Tal vez el pecado capital  no sea tanto el racismo, sino el olvido. De nuestra propia historia. Como raza, como sociedad e incluso como ser único, como individuo. Esto si es creación original del grillo.

2.- la tradición machista, también censurada en su libro, para lo que se vale de una paradójica anécdota de la Revolución Francesa: los símbolos de las victorias por la defensa de los derechos ciudadanos eran femeninos. En cambio, dijo, cuando las mujeres reivindicaron sus derechos como ciudadanas, fueron pasadas por la guillotina.

3.- La intolerancia al diferente,  que critica utilizando la legalización del matrimonio homosexual en Argentina, pionero en Latinoamérica.

4.- El desprecio al trabajo. En un mundo al revés, donde es el precio lo que fija el valor de las cosas y no al revés.
Sería interesante analizar esta falta de esfuerzo y de valía con fórmulas matemáticas, igual que otro autor, Jose M. Rey, desarrolla la fórmula (extraída de la Segunda Ley de la Termodinámica y de  las ecuaciones de control óptimo aplicadas normalmente a la trayectoria de los satélites), para saber científicamente cuanto tiempo va a durar una pareja en función del esfuerzo que cada miembro está dispuesto a realizar para mantenerla.

5.- La metira. Galeano también se refiere a “la tendencia de los medios de comunicación a mentir”, por lo que afirma que el mundo miente y utiliza como ejemplo la importancia absoluta que se le dio en su momento al muro de Berlín y lo poco que se habla actualmente sobre los muros de la frontera de México, de Ceuta y Melilla, de Cisjordania o del Sáhara Occidental. “Ni se conocen.

El mundo miente porque el hombre miente. El hombre miente porque no es capaz de decir la verdad, ni a otros ni así mismo.

6.- Sexto pecado: el mundo mata. “La paz mundial está en manos de aquellos que fabrican más armas”. Y hoy en día, afirmó Galeano, se invierte más en gastos militares —”criminales”, según él— que en acabar con el hambre. “Se fabrica hambre: hambre de pan, hambre de abrazos”.

7.- Finalmente, el mundo fabrica enemigos, y lo hace a través del miedo. “La democracia tiene miedo a recordar, las armas tienen miedo a la falta de guerra y los hombres tienen miedo a la mujer sin miedo”, concluye Galeano, no sin antes recordar un dicho africano que refleja que la mano que da siempre está arriba y la que recibe, abajo. “Hay una relación jerárquica”, dijo para matizar dos conceptos clave: “La solidaridad es igualdad, la caridad es un riesgo”.
Somos lo que hacemos para cambiar lo que somos.

Eduardo Galeano.

Lo miré aquí: http://llevovariosintentos.blogspot.mx

Deja un comentario