DESIERTO

DESIERTO

Si pienso en el desierto y en sus dunas

imagino tus formas indiscretas,

destinadas a saciar, pecaminosas,

el apetito de mis manos indecentes.

Pliegues de carne, angostos precipicios,

cascadas de gozo recorren tu avenida.

Decidí vivir allí, feliz y agazapado

a la sombra de tus muslos espumosos.

Bajo la suave pendiente de tu espalda

he creado una nación impetuosa

donde la noche renace a cada instante.

http://kaixo.lacoctelera.net

Deja un comentario