Diez mitos económicos que refutan los “indignados”/ Primera parte

Diez mitos económicos que refutan los "indignados"/ Primera parte

Como si volviéramos a escuchar al nefastísimo Carlos Menem justificando en los ’90 el remate del Estado argentino (YPF incluido), el Estado español, primero con Rodríguez Zapatero y ahora con Mariano Rajoy ha echado mano de los mismos argumentos que entonces sirvieron para saquear a América Latina, en medio de una ola privatizadora que fue de las peores secuelas de la revolución neoconservadora de Thatcher/Reagan.

Ahora le toca el turno a Europa y los jóvenes indignados españoles han hecho un ejercicio de refutación en su página www.tomaplaza.com/sección “Desmontando mentiras”, donde desmontan los mitos que siguen avalando el saqueo de lo público en aras de lo privado. Hemos sintetizado las respuestas que dan Plataforma por la Nacionalización de las Cajas de Ahorro, Grupo de trabajo de economía Sol, Grupo de trabajo de economía feminista y Plataforma Auditoría Ciudadana de la Deuda.

1.- Las cajas de ahorros están peor que los bancos.

Desde el inicio de la actual crisis económica en España se dice que solo las cajas de ahorro tenían problemas de liquidez, achacando a su forma jurídica el modo de gestión financiera. Hay cajas de ahorro con mayor solvencia que los bancos (Caixa, Unicaj, las cajas vascas), pero de esta falsa premisa se deriva la obligatoriedad legal de traspasar el negocio a los bancos, obviando que en la última década más de 13 mil millones de euros de los beneficios de las cajas fluyeron hacia sus respectivas obras sociales.

2.- El Estado de Bienestar es insostenible.

Se dice que los recortes son inevitables porque el coste del Estado “es muy elevado” y deficitario. Pero el déficit público no está en los gastos sociales sino sobre todo en la reducción de los ingresos fiscales y las grandes sumas obsequiadas a la banca. El fisco se ensaña con las rentas del trabajo y favorece a las del capital; además del elevado fraude fiscal, unos 90 mmde, que en 72% corresponde a grandes fortunas y empresas, y a la banca.

3.- Todos tenemos que arrimar el hombro.

El poder predica que para salir de la crisis hay que jalar juntos, pero los esfuerzos son desparejos. En 2007-2010 la recaudación fiscal total se redujo en España en +60% por las deducciones y exenciones fiscales a grandes empresas y fortunas, y otros mecanismos para reducir o eliminar el pago de impuestos: SICAV, Fundaciones y Sociedades Patrimoniales, paraísos fiscales, etc. El anteproyecto de ley de lucha contra el fraude ofrece una amnistía fiscal a los defraudadores, mientras recorta el presupuesto asignado a la Agencia Tributaria.

Irene Selser/mileniodiario

Deja un comentario