El hombre que pedía demasiado

El hombre que pedía demasiado

Satanás: ¿Qué pides a cambio de tu alma? 
Hombre: Exijo riquezas, posesiones, honores, distinciones… Y también 
juventud, poder, fuerza, salud… Exijo sabiduría, genio, prudencia… Y también 
renombre, fama, gloria y buena suerte… Y amores, placeres, sensaciones… ¿Me 
darás todo eso? 
Satanás: No te daré nada. 
Hombre: Entonces no tendrás mi alma. 
Satanás: Tu alma ya es mía. (Desaparece).

Alejandro Dolina

http://www.taringa.net

Deja un comentario