Espárragos verdes con mayonesa de berros

Por: Mikel López Iturriaga

Esparragos verdes mayonesa de berros
Espárragos vs. berros. / AINHOA GOMÀ

 

Como os noto sin muchas ganas de hacer nada con este calorazo que se nos ha venido encima de repente, hoy traigo una receta de estas de mínimo esfuerzo-máximo resultado, ideal para vagos, cortimers, monguers y demás gente como tú y como yo. Es decir, unos deliciosos espárragos verdes cocidos con una salsa original. Punto.

El otro día leí en una revista inglesa una entrevista a un señor experto en esta verdura (siento no recordar el nombre, pero carezco de memoria). Decía que los había probado de todas las maneras posibles y que la mejor técnica era la cocción corta en agua. Yo no sé si sería tan categórico, porque cuando son finitos me gustan también a la plancha, y no tengo tan claro que al vapor no queden mejor que cocidos. En cualquier caso, incidía en un detalle crucial: no pasarse con el punto de cocción.

Para lograr unos espárragos al dente y que no parezca que te estás comiendo una soga es fundamental quitarles la parte dura. ¿Y cómo sabemos hasta dónde hay que cortar? Un truqui chupi-guay, que diría Leticia Sabater, consiste en agarrarlos por los extremos (no por la yema, sino un poco más adelante) y doblarlos hasta que se partan. Ojo porque el trozo más cercano a la base no se tira: se puede cortar en rodajitas finas y usarlo para cualquier otro preparado (cremas, pastas, arroces o lo que se te ocurra).

En cuanto a la salsa, no es más que una mayonesa refrescada con berros y animada con un poco de mostaza. Es sorprendente lo bien que combinan los espárragos con el sabor un pelín picante de los berros. Como siempre, esta salsa admite incontables variantes a gusto del cocinero (otras hierbas, mostaza verde, algo de picante), y también expansiones a platos más contundentes con unas patatitas al vapor o un pescado a la plancha.

Dificultad

Para concursantes de Gran Hermano.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 1 kilo de espárragos verdes aproximadamente

  • 2 huevos

  • 50 g de berros (o más, al gusto)

  • 1 cucharadita de mostaza de Dijon

  • Vinagre de Jerez

  • Aceite de girasol

  • Aceite de oliva virgen extra

  • Sal y pimienta negra

Preparación

1. Cocer uno de los huevos en agua hirviendo 10 minutos. Pasar por agua fría, pelar y reservar.

2. Poner en un vaso batidor el huevo, la mostaza, una pizca de sal, un chorrito de vinagre y otro de aceite de oliva. Batir a mano o con batidora e ir añadiendo aceite poco a poco, alternando oliva y girasol (a mí me gusta así para que quede suave, pero se puede poner sólo oliva). Cuando tengamos unas seis cucharadas de mayonesa, probar, corregir de sal y vinagre y si ha quedado muy espesa, diluir con un poco de agua.

3. Añadir los berros picados con la mano a la mayonesa y triturar. Probar y añadir más berros si queremos un sabor más intenso. Corregir de sal otra vez.

4. Quitar los extremos duros a los espárragos doblándolos por los extremos hasta que se rompan. Reservar la parte dura para otras preparaciones. Cocer los espárragos al vapor o en agua hirviendo abundante con mucha sal durante 4 o 5 minutos dependiendo del grosor. Sacar y servir templados o fríos con la mayonesa (a mí me gustan más templados), huevo cocido rallado por encima y un poco de pimienta negra.

Fuente: http://blogs.elpais.com/el-comidista

Deja un comentario