La nueva “publicidad” en Internet

General Motors ha decidido dejar de publicitarse en facebook debido al poco rendimiento de sus anuncios.

La nueva "publicidad" en Internet

Es lógico.

 

En realidad anunciarse en Internet, que se ha vendido para algunos profanos como el santa santorum de las ventas del siglo XXI, es una guerra complicadamente perdida porque, si te descuidas, tu anuncio aparece al lado de dos banners de viagra, una invitación para el Farmville, tres iconos que te dicen que tienes que actualizar Flash (y son un virus) y cuatro mujeres que te están esperando con su webcam. También es cierto que internet se convirtió, hace mucho tiempo, en lugares llenos de colorines donde nada llama la atención y lo que realmente ha podido llegar a funcionar son grandes virales no directamente publicitarios en los que alguna marca ha podido lavar su imagen, pero no vender. Porque lo que se dice vender exige por parte del usuario la predisposicion a comprar. Y cuando estás en facebook mirando si alguno de los amigos de tu ex se la beneficia aceptablemente, buscando la última tontería de tu amigo freak o si te has sentado a leer las noticias del día lo que menos te apetece es comprarte un coche. Para eso sabes positivamente que hay páginas de coches estupendas. Quizá ahí es donde General Motors empiece a anunciarse.

 

Porque internet es un saco publicitario dividido en multitud de reductos. Los usuarios, que somos mayormente personas sabias, sabemos qué es lo que buscamos cuando buscamos algo. Si queremos porno, vamos de cabeza. Si queremos ver una película sin pagar sabemos hacia donde hay que ir. Si queremos procrastinar, lo hacemos estupendamente.

 

Quizá por ello la publicidad en internet, aparte de no ser tan directa como la que conocemos convencionalmente, tiene que aprender a buscar sus huecos. Ya no vale el bombardeo absoluto que funciona en televisión ni la persecución por parte de los anunciantes porque sabemos “abrir pestaña nueva”.

 

También sabemos que las comparativas siempre son interesadas y que los comentarios excesivamente favorables (o negativos) de uno u otro producto, político u oferta siempre están creados por los trolls de los foros que viven a sueldo de los poderosos.

 

Eso lo sabemos. Quizá por ello la publicidad en internet no se parece, en absoluto, a la publicidad convencional.

 

Las reglas son otras. General Motors se ha dado cuenta ahora.

Posted Yesterday by 

Deja un comentario