Las principales marcas siguen fabricando “vaqueros mortales”

Un nuevo informe demuestra que Zara, H&M, Levi’s, Diesel o Lee siguen utilizando la técnica mortal del sandblasting para «desgastar» las prendas

PALOMA SANTAMARÍA 

Los vaqueros han vuelto a sacar algo más que los colores a las principales firmas de moda. Un nuevo informe de Setem pone de relieve que en cualquiera de las tiendas de España de Zara, H&M, Levi’s, Diesel o Lee se siguen vendiendo vaqueros desgastadoscon la técnica del sandblasting. Este método se utiliza en sus fábricas de Bangladesh y pone en grave peligro la vida de los trabajadores expuestos a este envejecimiento artificial y les lleva a contraer graves enfermedades pulmonares como la silicosis.

La Campaña Ropa Limpia, coordinada a nivel estatal por Setem, ha presentado el nuevo informe que demuestra que estas compañías no han cumplido su compromiso de hace un año de prohibir la fabricación de prendas con envejecimiento artificial proyectando chorros de arena a alta presión sobre la tela vaquera en sus fábricas de Bangladesh.

La investigación de terreno revela que, pese a que muchas marcas internacionales como las anteriormente mencionadas han prohibido la técnica del sandblasting en sus cadenas de producción lo cierto es que no parece que hayan adoptado las medidas preventivas y de seguridad necesarias para que la prohibición sea efectiva porque la técnica se sigue utilizando.

Ataques de tos y dificultades respiratorias

Los trabajadores entrevistadas declararon que pueden llegar a realizar turnos de hasta 12 horas al día en salas llenas de polvo, con poca ventilación y sin protección adecuada de seguridad. Muchas de las personas entrevistadas sufrían constantes ataques de tos y dificultades respiratorias. También afirmaron que a menudo la producción se lleva a cabo por la noche para evitar las visitas de los auditores.

El informe recoge testimonios de personas trabajadoras que han recibido instrucciones de utilizar sandblasting para cumplir con los plazos exigidos por las empresas clientes, aunque estas lo hayan prohibido expresamente. El dueño de una de las fábricas declara que le es imposible cumplir con los diseños demandados sin recurrir al uso de sandblasting.

En la mayoría de las fábricas investigadas ha quedado patente que la repercusión de laprohibición ha sido irregular, la supervisión escasa y las medidas adoptadas hasta ahora han sido burladas ampliamente.

Recomendaciones

La red internacional Campaña Ropa Limpia plantea una serie de recomendaciones que tanto las marcas como los gobiernos y organismos internacionales deberían adoptar para poner fin al uso del sandblasting en la industria de ropa

– Las empresas deberían revisar sus diseños y plazos de producción para permitir a los proveedores cambiar a otras técnicas de acabado de vaqueros.
– Trabajar estrechamente con los sindicatos locales y organizaciones de defensa de los derechos laborales para garantizar que la prohibición se respeta.

– Los gobiernos de los países productores deberían prohibir el uso de esta técnica y los de la Unión Europea deberían introducir una prohibición de importación de los productos que hayan sido sometidos a sandblasting.

www.abc.es

Deja un comentario