Los habitantes de Lepe han de estar contentos

Los aficionados bilbaínos acudieron a la capital hungara en lugar de a la rumana

Los aficionados bilbaínos acudieron a la capital hungara en lugar de a la rumana – Foto: Efe

«Le sens de l’orientation basque», titulaba con sorna la revista francesa «So Foot»

Fatal destino para 400 hinchas que confundieron Bucarest con Budapest

A toro pasado, quizás la equivocación les ahorró el disgusto de perder la final, pero los centenares de hinchas del Athletic de Bilbao que acudieron a la capital húngara, en vez de a la rumana, no olvidarán la «Europa League» en mucho tiempo.

La «Europa League» de 2012 pasará a los anales por la actuación del «Tigre» Falcao con sus dos goles, por el nuevo título continental del Atlético de Madrid y, para muchos, por haberse convertido accidentalmente en «la final de Budapest».

Un error fatal el de confundir la sede de la final, Bucarest (Rumanía), con Budapest (Hungría), separadas por 640 kilómetros, pero con demasiada similitud fonética. O al menos así lo fue para los hinchas –«Antena 3» los cifró en 400- y las agencias de viajes que concertaron todo el periplo. También para diversos medios de comunicación que publicaron crónicas acerca del «ambiente rojiblanco en Budapest» el día del partido.

En el caso de los seguidores bilbaínos, intentaron poner remedio al insólito error desplazándose a Rumanía. Las cerca de 14 horas que requiere el trayecto en tren hicieron la misión imposible. Por carretera suponen 820 kilómetros que resultaron insalvables para llegar a tiempo a una final europea con la que los leones soñaban durante décadas. «Le sens de l’orientation basque», titulaba con sorna la revista francesa «So Foot».

Budapest y Praga
También están «hermanadas» por el profundo desconocimiento de Europa Central la capital húngara con la checa. Praga y Budapest, aunque en este caso no ofrecen equívocos idiomáticos ni comparten fronteras, parecen establecer estrechos lazos en el imaginario del turista español.
Así fue el caso de un turoperador que bajo un gran letrero promocional sobre Praga, engalanaba el cartel una fotografía a gran tamaño del parlamento húngaro.

http://www.larazon.es/noticia/4464

 

Deja un comentario