México se suma al pedaleo

Por: Raquel Seco | 07 de mayo de 2012

_DSC1705La inabarcable Ciudad de México, ahogada por la polución y los atascos, pedalea cada vez más. Ecobici, el sistema público de préstamo de bicicletas de la capital, fue lanzado el 16 de febrero de 2010 y en apenas dos años ha cambiado sustancialmente la mentalidad chilanga en cuanto a movilidad se refiere. Hoy, más de 40 mil usuarios se han apuntado a las bicis compartidas, un servicio por el que pagan unos 300 pesos (aproximadamente 18 euros) al año, con derecho a trayectos de 45 minutos (las fracciones extra de tiempo se pagan aparte) entre las 6 de la mañana y las doce y media de la noche.

En plena fiebre del ciclismo urbano –liderada por ciudades como Copenhague o Barcelona-, las zonas céntricas del DF se mueven cada vez más en bici y este medio de transporte se ha convertido casi en accesorio de moda para muchos. Como explicaba un estadounidense a mi llegada: “Con una bici, La Roma y La Condesa son tuyas”. Efectivamente, estos barrios –inundados de bares, restaurantes y discotecas de moda- están plagados de ciclistas chic. Las dos ruedas se han convertido en una “moda aspiracional”, segúndijo recientemente en conferencia José Campillo, director general de Bosques Urbanos y Educación Ambiental del DF.

Ecobici registra unos 8.200 viajes al día y ha aumentado en un 40% los viajes en bicicleta privada dentro de sus circuitos, según la Secretaría de Medio Ambiente del Gobierno del Distrito Federal. El 8% de sus usuarios provienen del automóvil o la motocicleta, por lo que el sistema ayuda a ahorrar 300 toneladas de CO2 al año, según el mismo organismo.

Actualmente los defeños cuentan con 1.600 bicicletas  públicas, de las cuales 1.200 están disponibles en 90 estaciones y otras 400 permanecen almacenadas para reemplazar a las que sufren robos o actos de vandalismo. No es habitual: “Uno de los temores principales antes de la implementación del sistema era que las cicloestaciones fueran vandalizadas y las bicicletas no devueltas; sin embargo comparado con el porcentaje esperado en cualquier sistema de bicicletas públicas, que es del 10% durante el primer año, en la Ciudad de México tuvimos un índice menor al 3%. Esto demuestra que los usuarios y en general los habitantes de la ciudad han adoptado Ecobici y hacen uso adecuado del mismo”, explican desde la Secretaría de Medio Ambiente.

 DSC00172_2

Muchos ciudadanos insisten en que todavía falta concienciación de los conductores para respetar al peatón y al ciclista (el año pasado un comentarista de radio tildó a los ciclistas de la ciudad de “nueva plaga”  e incluso animó a agredirlos: “Los conmino a que si ven esta nube de langostas, láncenles el vehículo de inmediato. No les den oportunidad de nada, aplástenlos para ver si así entienden”). No obstante, Ecobici no ha registrado ningún accidente mortal en sus dos años de funcionamiento. Solo ha habido 118 incidentes de los que solo dos requirieron intervenciones quirúrgicas.

En el momento de nacer Ecobici miró hacia sistemas de préstamos de bicis exitosos, como el bicing de Barcelona o los de Lyon y París. Ahora son ciudades como Chicago las que han pedido informes sobre las bicis compartidas de México para hacer lo mismo. Visto el éxito, Ecobici quiere más: el Gobierno del DF ha empezado con la expansión del sistema hacia el centro histórico, la Roma y Polanco, con el que pretende multiplicar por cinco el área de cobertura y triplicar los usuarios y los viajes. El precandidato del Partido Nueva Alianza (PANAL) a la presidencia de la República, Gabriel Quadri, se ha atrevido incluso a proponer un Ecobici para todas las ciudades de la República.

Fuente: http://blogs.elpais.com/periscopio-chilango

Deja un comentario