Secreto mafioso en el Vaticano

Por: Juan Arias | 01 de mayo de 2012

Vista da praça das Basílica de São Pedro, Vaticano, Roma_thumb[5]
Entre los muchos escándalos y secretos mafiosos que aún esconden el Vaticano, acaba de ser descubierto uno que pone los pelos de punta.
Lo comento porque en aquel momento yo estaba de corresponsal en Italia y viví de cerca el episodio. Y es escalofriante.

Hace sólo días publiqué en el sección de Opinión de este diario, un artículo abogando para que el Papa de los católicos dejara de ser Jefe de Estado, un privilegio que le había devuelto el fascista Benito Mussolini, a cambio de que el entonces Pio XI diera los votos de los católicos al dictador, como lo hizo.

Nada de extrañar, que siendo el papa, sucesor del pescador Pedro de Galilea, Jefe de Estado con privilegios y honores y bancos y finanzas millonarias y connivencias con poderosos y mafiosos, el Vaticano acabe involucrado en escándalos difíciles de entender por los cristianos de fe sencilla.

Viví durante muchos años, como estudioso e informador, las vicisitudes de todo tipo que se esconden bajo la cúpula del Vaticano. Supe de muchas fechorías que nunca quise publicar, aunque a veces, retorcían las tripas hasta del menos creyente.

Emanuela Orlandi (4)
Uno de los episodios más oscuros y macabros ocurridos en el Vaticano, del que tuve que escribir entonces, fue el secuestro y asesinato misterioso de Emanuela Orlandi, de 15 años
, preciosa por cierto, hija de un oscuro funcionario del pequeño Estado del Vaticano del que el Papa es soberano absoluto, por ser una Monarquía dogmática donde existió, hasta Pablo VI, la pena de muerte que podía ser infligida por el sucesor de Pedro.

El secuestro y muerte de la pequeña Emanuela, que supuso entonces una conmoción nacional en Italia, sigue hasta hoy oculto bajo el manto del silencio a pesar de que aún hay gente dentro del Vaticano que seguramente conoce la verdad de aquel crimen.

Una de las hipótesis es que el padre de Emanuela era sabedor de las ligaciones mafiosas y masónicas del Banco Vaticano con el crimen organizado. Habrían secuestrado a su hija para taparle la boca. Y se la taparon.

Hoy, los secretos son más difíciles de ser ocultados, como está ocurriendo aquí en Brasil con el gran escándalo del empresario de juegos ilegales, Cachoeira, y de la empresa Delta, que había adquirido la mayoría de las obras del Estado, que está comprometiendo a senadores diputados, gobernadores, jueces, policías militares etc. Un mar de lodo y de corrupción.

Enrico De PedisNi el Vaticano escapa hoy a este huracán informativo. Y así se ha podido saber que el tristemente famoso mafioso, Enrico De Pedis, de la importante Banda de la Magliana, que acabó asesinado y del que tantos artículos escribí entonces, se encuentra enterrado nada menos que en la Basílica de San Apolinar de Roma, junto con famosos papas y obispos.

¿Increíble? No, porque el precio pagado al Vaticano a través del entonces Cardenal Ugo Poletti, Vicario general de Roma, que estuvo a punto de ser elegido papa, permitió que el célebre mafioso asesinado, fuera enterrado en la Basílica, para que sus restos mortales descansaran junto con los de papas y santos.

¿A qué precio? Una niñería: 460 millones de euros, pagados por la viuda del mafioso asesinado. Según declaraciones de una fuente vaticana , el cardenal Poletti, tras una reluctancia inicial, aceptó enterrar al mafioso en aquel lugar sagrado porque la cantidad ofrecida “valía la pena”.

Pero hay más en esa historia de mafias, asesinatos, secuestros y dinero vivida bajo la sombra del centro de la Cristiandad: existe la probabilidad que junto con los restos del mafioso De Pedis, estén enterrados los de la inocente joven Emanuela, la verdadera víctima angelical de tanta suciedad religiosa y mafiosa.

Angelo Angelotti, boss de La Magliana (2)

Angelo Angellotti, boss de la banda de la Magliana

Por ello, su hermano, Pietro, ha pedido junto con otros parientes y familiares, que sea abierta la tumba para cerciorarse de si aquella historia macabra pueda resultar aún más repugnante si cabe, si se demuestra que los restos mortales e inocentes de la pequeña Emanuela están enterrados junto con los del mafioso asesinado De Pedis.

Sí, amigos, la fe es una cosa, el cristianismo, heredado del judío Jesús de Nazaret, pobre y amigo de todos los desvalidos es otra. Y otra es la tenebrosa historia de las intrigas, mafias, traiciones, dineros y crímenes cometidos por el Vaticano a lo largo de los siglos, por haberse echado a la torera la exigente doctrina de su fundador que llamaba de hipócritas a los doctores y sacerdotes del judaísmo que él practicaba, y de “zorra”, a Herodes, el indecente, que era el representante del poder mafioso de su tiempo.

Hoy el Vaticano convive con los poderosos del mundo hasta con los más mafiosos a los que, al parecer hasta entierra, por dinero, en basílicas sagradas junto a papas y santos. Triste, pero real.
Viñeta del cardenal

http://blogs.elpais.com/vientos-de-brasil

 

Deja un comentario