Abandonemos la farsa, legalicemos la mota

Abandonemos la farsa, legalicemos la mota

El domingo pasado por la noche, el legendario programa de la cadena CBS en Estados Unidos volvió a ser, como lo es hace veinte años, el líder de audiencia en su franja horaria y, de hecho, el líder de rating de todo el prime time, después del futbol americano de domingo en la noche.

Catorce millones ochocientos mil televidentes.

El reportaje de apertura del programa fue presentado por el reportero estelar después de la muerte de Mike Wallace: Steve Kroft.

El tema: la industria legal de la mariguana en el estado de Colorado, de la mariguana para usos medicinales. Colorado, aunque más pequeño como mercado que California, es el de mayor crecimiento y el que parece estar mejor regulado y ordenado. Además, en estas elecciones venideras, dos estados acudirán a las urnas en Estados Unidos para decidir la aprobación del consumo de mariguana para uso recreativo.

La revista Newsweek, el segundo semanario más importante de Estados Unidos, un millón y medio de ejemplares, ha dedicado su portada de esta semana a los que llama los barones de la mota. Una vez más no se refiere al crimen organizado sino a la industria legal de la mariguana.

Hoy en día en Estados Unidos la industria de la mariguana legal asciende a dos mil millones de dólares al año. El cálculo es que esto podría triplicarse en cuatro años, y eso sin contemplar que se legalizara el uso recreativo.

En octubre de 2012 la discusión en Estados Unidos en los medios de comunicación más importantes tiene que ver con el tamaño de la industria, sus obstáculos y su futuro.

Los vendedores de mariguana son respetables empresarios que han tenido que desarrollar un mercado a pesar de que los bancos no les prestan —temerosos de que el gobierno federal les aplique alguna sanción por presunto lavado de dinero—; que no pueden cobrar con tarjetas de crédito por las mismas razones y que aún así han desarrollado una industria de dimensión muy respetable.

Gracias a 60 Minutos conocí a Dixie Elixirs & Edibles. Producen artículos que contienden mariguana que no se fuman. Refrescos, galletas, chocolates, pomadas, gotas… Diferentes potencias, diferentes orígenes de la planta, dosis controladas para enfermedades y dolores específicos. Tiene una página web bien diseñada y un sistema de distribución eficiente que atiende a todos los dispensarios autorizados en Colorado. Gran empresa.

También en 60 Minutos entrevistaron al segundo del procurador federal, James Cole, quien en pocas palabras dijo que aunque la ley federal dice que la mariguana es una sustancia peligrosa y prohibida, no piensan meterse con ninguno de los consumidores que van a un dispensario de mariguana medicinal. Vaya. Quedó claro que no aplicarán la ley federal que se contradice con las leyes locales.

Ante todo esto, ¿vamos a seguir invirtiendo recursos, perdiendo vidas, perdiendo el tiempo evitando que la mariguana se siembre, distribuya y venda aquí? ¿Con qué pretexto?

Carlos Puig/mileniodiario

Twitter: @puigcarlos

Deja un comentario