Bocadillos, esa deliciosa sencillez

Por: José Carlos Capel

Alberto Chicote presentando su bocadillo sandwichTodavía no tengo claro qué es más importante en un bocadillo, si el pan o el relleno. Ambas cosas por supuesto. Hace tiempo que llegué a la conclusión que preparar un buen bocadillo es más difícil de lo que parece. Basta con que se desequilibren las proporciones para que la mezcla se malogre. Ayer se celebró el día internacional del pan. Con este motivo un obrador artesano madrileño — Madre Hizo Pan —  tuvo la idea de promover bocadillos solidarios. A distintas horas del día cuatro cocineros presentaron ante la prensa y blogueros en diferentes puntos de la ciudad sus respectivas propuestas. Piezas de diseño, de autor o como queramos llamarlas que incorporaban su puntito de creatividad en armonía con los panes que el promotor de la idea les había facilitado.

En las presentaciones los bocadillos se ofrecían a título de cortesía. Toda esta semana esos mismos bocadillos tendrán un precio fijo y lo que se recaude irá destinado a una ONG, Infancia con Futuro(www.infanciaconfuturo.org). Una buena idea. Solo pude probar dos y ambos me parecieron bastante buenos. Al mediodía, en CheeseBar(www.ponceletcheesebar.es) disfruté con el de Alberto Chicote, cocinero al que le faltan pocos días para saltar a la fama televisiva y desatar polémicas con su programa en la Sexta, Pesadilla en la Cocina (un trasunto deKitchen Nightmares, que realiza para la TV británica el controvertido Gordon Ramsey). Mi amigo Alberto Chicote, cocinero magnífico, que desde el restaurante Nodo realizó aportaciones brillantes a la cocina de fusión española, como el tataki de atún rojo con ajo blanco, presentó un bocadillo sándwich delicioso: pan de multicereales, pastrami, queso majorero, pepinillo agridulce, ajo encurtido, mayonesa de jengibre, mostaza de Dijón y ruqueta.

Bocadillo sandwich de Alberto ChicoteA la hora de la merienda, me acerqué a La Lumbre del Cacique (La Moraleja) y probé la propuesta de Rodrigo de la Calle: pan ecológico con boniato, queso de cabra, albahaca morada, zanahoria, rábanos, chirivía, picada de ñoras, tomate de Carabaña y trufa de verano. Nada que objetar. Muy sabroso, salvo que el queso preponderaba sobre el resto. No tuve tiempo de acercarme a probar el bocadillo que Juan Pozuelo en la fruteríaGold Gourmet (www.delicatessenmadrid.es) que me aseguraron estaba bueno: hamburguesa de ternera, boloñesa de pollo, pimiento asado y salsa de aguacate. Ni tampoco pude visitar la tienda de Madre Hizo Pan en Moralzarzal, en plena sierra donde se hallaba Fernando Limón. Su receta: Pulpo, pato, ruqueta, pipas de girasol, aceite de oliva, vinagre de Jerez y puré de mango. ¡Qué fórmulas tan complicadas¡

Cuando llegué a casa, con una baguette crujiente de Madre Hizo Pan debajo del brazo, aún tenía mono de bocadillo. Me preparé una tortilla francesa muy jugosa, le puse una loncha fina de jamón y cerré las dos mitades.  Bocadillo de tortilla francesa con jamónNo tenía nada que objetar a los bocadillos que había probado, al contrario. Eran fantásticos, pero el mío, tan sencillo y humilde estaba de morirse. Desde ayer llevo preguntándome por qué motivos la creatividad se traduce a veces en fórmulas tan complejas. El día que en un concurso de bocadillos alguien me presente una revisión del clásico bocadillo de calamares, del de jamón, o el de butifarra con pan con tomate, votaré a su favor seguro. Empiezo a pensar que mis gustos son antiguos. Bocadillo de Rodrigo de la CalleRodrigo de la Calle en la cocinaDe la Calle con su bocadilloEn twiter:@JCCapel Bocadillo Rodrigo de la Calle

 http://blogs.elpais.com/gastronotas-de-capel

Deja un comentario