Gazpacho de mango con gambas picantes

PorMikel López Iturriaga

Gazpacho mango gambas picantes

Foto: Ainhoa Gomà

Parafraseando una canción de ese personaje tan querido llamado Ramoncín, podría decirque litros de gazpacho corren por mis venas, mujer. Desde la llegada de los calores africanos a nuestro territorio no he parado de consumir sopas frías agazpachadas de toda clase, caseras y compradas, tradicionales y moderniquis, buenas y no tan buenas. He llegado a plantearme si se puede morir de gazpachosis, pero me tranquiliza que en zonas como Andalucía consuman este producto sin ningún tipo de medida y estén tan pichis.

Para no aburrirme, suelo probar variantes del gazpacho clásico que introduzcan nuevos ingredientes. El último gran descubrimiento como pareja del tomate ha sido el mango. En principio no parece una fruta demasiado adecuada, pero es impresionante lo bien que funciona siempre que no te pases con la cantidad. Además del sabor que da, sube ligeramente el nivel de azúcar -punto importante ahora que los tomates no están todavía muy dulces- y como es pastosillo crea una textura fantástica, tanto que no necesitas ponerle pan a la mezcla -ergo menos calorías.

Mi receta está adaptada de la de El Blog Alternativo, con ligeros cambios en medidas e ingredientes y un desarrollo totalmente distinto de la guarnición. Supongo que por los ecos tropicales que conlleva el mango, se me ocurrió que podían ir bien unas gambas cocidas aliñadas con pimentón picante y especias. Y así fue: la mezcla es tan explosiva como refrescante.

Dificultad

Para primates.

Ingredientes

Gazpacho

  • 1 kg. de tomate de pera muy maduro

  • 2 mangos maduros

  • 1 cebolleta

  • 150 ml. de aceite de oliva virgen extra

  • 3 cucharadas de vinagre de Jerez

  • Sal

Guarnición

  • 200 gr. de colas de gambas

  • 2 dientes de ajo

  • 1 cucharadita rasa de pimentón picante

  • 1 cucharadita de mezcla china de cinco especias (en su defecto, mezcla de jengibre, clavo, canela y anís)

  • Aceite de girasol

  • Sal

Preparación

1. Cocer un minuto las colas de las gambas en agua con bastante sal. Es importante que no se pasen. Pelarlas y ponerlas en un bol pequeño. Añadirles las especias, los dientes de ajo pelados y aplastados con la hoja de un cuchillo, una pizca de sal y abundante aceite de girasol. Mezclar bien, tapar y reservar en la nevera.

2. Triturar a fondo todos los ingredientes del gazpacho. Si queda muy espeso, añadirle hielo o agua muy fría y volver a triturar. Pasarlo por el chino si se quiere fino. Dejar reposar en la nevera un mínimo de tres horas.

3. Remover las gambas y desechar los ajos. Corregir de sal el gazpacho y servirlo bien frío acompañado de del marisco.

http://blogs.elpais.com/el-comidista

Deja un comentario