La población china

La población china

¿Por qué las tiendas de chinos son tan baratas? ¿Cómo pasan su tiempo libre? ¿Por qué no descansan en nuestros cementerios? Los tópicos sobre la población china vuelven estar en boca de todos después de que la operación Emperador haya puesto el foco de interés en este colectivo. “Por suerte, no todos somos unos mafiosos”, defiende Alfonso Chao, voluntario en el comité para la educación e integración de los inmigrantes chinos en España.

1. ¿Cuántos chinos hay España?

Según el Instituto Nacional de Estadística, en 2011 vivían en España 167.132 chinos, lo que supone un 2,9 por ciento del total de inmigrantes que habitan en nuestro país. De ellos, el 47% son mujeres. Su destino preferido es Madrid, donde reside una cuarta parte de la población china que vive en nuestro país.

Según la última encuesta Regional de Inmigración, los chinos rozan el pleno empleo, ya que el 95% está trabajando. De ellos, el 40% son autónomos o empresarios.

2. ¿Por qué los negocios chinos son tan baratos?

“Es fácil, el precio de los productos traídos de China es más bajo que los que vienen de mercados de otros países como puede ser EEUU, Alemania, Francia…”, afirma Alfonso Chao. Por su parte, Javier Junquera Rodríguez, director de Orient Consulting: “China es la fábrica del mundo, el 80 % de la mercancía a nivel mundial se fabrica allí, la mano de obra es muy barata”. El director apunta además a la reducción máxima en el número de intermediarios como clave para abaratar los productos. “Van a China a negociar y lo hacen en su idioma y cuando llegan aquí tienen mejor margen que si lo hiciese un español. Los productos los importan directamente desde China y de ahí a los bazares de barrio, el único intermediario entre fábrica y cliente es cabo calleja u otro polígono de similares características”.

3. ¿Es cierto que los negocios chinos cuentan con privilegios fiscales en nuestro país?

“Es una equivocación”, asegura Chao, “no tenemos ningún tipo de exención. Puede que haya excepciones con algunas empresas pero no porque sean chinas sino porque se ha llegado a acuerdos, pero lo mismo ocurre con Starbucks o Apple, por ejemplo”.

“Es una leyenda urbana”, afirma Junquera. “Yo soy asesor fiscal en más de 500 empresas chinas y ya me gustaría que existiesen esos privilegios. A los que hacen esa acusación yo siempre les digo que vayan a Hacienda y pregunten. Cualquier funcionario te va a decir que los chinos pagan impuestos como todos los demás”.

4. ¿Cómo se financian?

“La financiación se hace entre familiares o entre grupos de empresarios propios de China y así eliminamos los tipos de interés”, explica Chao.”Culturalmente puede chocarle a un español, aunque yo creo que las familias españolas también se prestan en mayor o menor medida”. “Hay que tener en cuenta que no sólo en China, también en Tailandia, Filipinas… No tienen la tradición bancaria que existe en Europa”, añade Junquera. “Es muy común prestarse entre familiares y amigos. Al préstamos se responde con el honor de la persona y de la familia”.

En este sentido, Chao apunta que la palabra “honor” para los chinos tiene un significado elevado: “Culturalmente en China se da un significado superlativo al hecho de dar tu palabra a alguien, es admirable”.

5. ¿En qué negocios centran su actividad? ¿Por qué?

“Los dos pilares básicos, creo yo, son los bazares y los comercios de alimentación”, explica Chao. Según el voluntario, el motivo de que veamos que los chinos invierten en el mismo tipo de negocios se debe a “que no tienen creatividad comercial. Si ven que algo va bien lo intenta copiar o hacer que se asemeje a lo que va bien”.

No obstante, tal y como apunta Junquera, a lo largo de los años hemos ido viendo como iban diversificando sus negocios. Así, de los restaurantes pasaron a los bazares, a las tiendas de alimentación, hasta llegar hoy a las tiendas de moda o peluquerías.

“El negocio de éxito ahora que comienza a preocupar a las empresas españolas es el textil: venden barato pero no es cutre. Tienen escaparatistas españoles, dependientes españoles, música española pero a lo mejor el que está en la caja es chino”. A este respecto el consultor recuerda que alrededor del 80% del textil que se fabrica en el mundo proviene de China.

6. Tienen fama de ser una comunidad muy cerrada ¿Por qué?

“Hay que tener en cuenta que la gran comunidad China que hay aquí vienen de Qingtian, una región rural, donde el nivel cultural es más bajo que en Shangai o Pekín, donde hay un nivel social equiparado al occidental”, apunta Chao. “Aunque no soy muy partidario de esa idea, es cierto que puede que se mantengan en un círculo de amigos, familiares, o de gente de su misma región. Se sienten más cómodos”.

 

7. ¿Cómo hacen para montar un negocio y establecer relaciones comerciales, sin apenas conocer el idioma?

“Ellos traen la base de trabajo y las ganas”, afirma Chao. “Puede parecer un misterio, pero a un chino que sale de su pueblo lo único que le motiva es el esfuerzo y la superación. En ese sentido son más valientes que un español”. De la misma opinión es Junquera, que define a la comunidad china como “osada”. “Saben que sus conocidos han podido alcanzar un nivel alto de vida y no lo han conseguido trabajando para otros sino montando su propio negocio. Puede que sólo sepan decir ‘hola’, ‘adiós’ y los números, y abren un negocio. Son más atrevidos que nosotros, pero hay que señalar que no siempre les va bien”.

8. Siempre les vemos trabajando ¿Qué hacen en su tiempo libre?

A Chao no le gusta generalizar “se habla mucho de los karaokes pero no hay patrón determinado”, afirma. “El fútbol también tiene mucho éxito, pero depende de cada uno”. En este sentido, para el consultor, es importante tener en cuenta la edad de la persona “los chinos que han nacido aquí disfrutan del tiempo libre como cualquier español: van al cine, discotecas…” Sin embargo, motivado por la dificultad en la comprensión del idioma, Junquera reconoce que existe cierto “hermetismo”. “Los chinos que tienen 40 años que no dominan el español, se limitan a cenar con los amigos, ver películas en chino o series, leer periódicos chinos…”

A este respecto el empresario recuerda que el comportamiento de los españoles en su emigración a Alemania en los ’50 no debió ser muy diferente. “Al ser el alemán un idioma complicado supongo que estarían todo el día trabajando en fábricas y después, si la comida alemana no les gustaba y les parecía cara, no podían ir al cine porque no entendían; la opción que les quedaba era reunirse con otros españoles o ver una película en su idioma”.

9. La eterna pregunta: ¿Dónde mueren los chinos?

“Este tema ya me hace gracia, he oído decir que nos comemos entre nosotros, que nos exhuman en casa…”, dice Chao entre risas. “Es simple, el chino pese a haber salido de su país, lo que desea es volver a descansar a su punto de origen a descansar para siempre”.

10. ¿Qué piensan los chinos de los españoles?

“El concepto que tienen los chinos es vivir para trabajar, sin embargo los españoles es al revés, trabajar para vivir y eso les choca muchísimo”, explica el voluntario. “Son culturas muy diferentes, pero les gusta y la admiran porque en China la vida social o la parte privada o personal no se cuida tanto como en España”.

Lo leí aquí: http://reflexionesdesdemisofa.blogspot.mx/

Deja un comentario