Turquía

Por: Javier Limón

Estambul
Si antes Cuba era a la música lo que Brasil al fútbol, en mi opinión, es hoy en día Turquía es a la música lo que España es al balompie, líder indiscutible.

No es solo porque el folclor de este país sea de los más ricos y matizados del mundo o porque su enclave geográfico lo sitúe en una posición privilegiada para recibir influencias occidentales y orientales simultáneamente; sino básicamente por su gente.

Los turcos tienen un potencial humano brutal para la música. La cantidad de maestros yjóvenes que “revientan” sus instrumentos es increíble. Cada vez que levantas una piedra aparece un genio tocando o cantando una barbaridad.

Hay una historia acerca de Quincy Jones y su juventud militar en Turquía, demasiada larga para este blog, pero que os recomiendo que la investiguéis.

Si tengo que recomendar a alguien, os recomiendo a Hüsnü Şelendirici, mi querido gitano turco clarinetista. Y también a Aynur Dogan, la voz de Anatolia, que se rompe cada vez que suena y que te puede astillar el corazón en una sola frase.

http://blogs.elpais.com/el-limonero

 

Deja un comentario