El ültimo mestizaje

El ültimo mestizaje

Poco a poco se perfila ese equipo que puede dominar al mundo. El Bayern de Pep Guardiola arrancó pretemporada como si no hubiera ganado nada. A los tres títulos levantados por Heynckes les hicieron un sitio especial en el Allianz, pero en clubes de estas dimensiones los trofeos pasan con pocos meses a las vitrinas del museo. Con ese espíritu modernista que rodea a la industria alemana, el Bayern lanzó un reto para sí mismo, cambiar la ingeniería de un cuadro que parece perfecto. En las primeras semanas de entrenamiento los jugadores que acaban de ganarlo todo, asumen las teorías de Guardiola como novatos. Esta inducción del Bayern al concepto donde la pelota es el origen de todo, está calando en la milenaria forma que tienen los alemanes para entender la competencia. Asistiremos durante los próximos meses mientras su equipo juegue, al último mestizaje del futbol: el embellecimiento de la fuerza. A ese estilo físico y disciplinado que el Bayern llevó este año a su máxima expresión, empezarán a brotarle signos de brillantez, ritmos elegantes y movimientos fantásticos que lo harán un equipo único en el mundo. Las comparaciones con el Barça serán cosa de todos los días, sin embargo, no debería haberlas porque aún siendo Guardiola el creador de esa escuela, el pensamiento de uno y otro equipo nada tiene que ver. Este será precisamente el gran misterio por resolver: ¿puede un equipo de futbol modificarse culturalmente? Atención que estamos hablando del Bayern de Múnich, representante de una cultura sobre la que se levantan tres campeonatos mundiales. Si Guardiola consigue imponer sus ideas allí, no estaremos solo frente al mejor entrenador de la historia, sino al mayor colonizador del mundo del futbol.

José Ramón Fernández Gutiérrez de Quevedo/http://www.milenio.com

Deja un comentario