¿Es México un lugar peligroso para los turistas?

Por: Paco Nadal

Turistas en México En el barco en el que acabo de recorrer la costa de Groenlandia viajaba también una familia mexicana. Éramos los únicos hispanoparlantes del barco e hicimos cierta amistad. La señora me contaba un día con pena que cuando decía a los otros pasajeros que eran de México todos le contestaban lo mismo: “Qué pena, con lo bonito que debe ser su país, pero no iría nunca porque es muy peligroso”

¿Es realmente peligroso México para un turista? La pregunta me la formulan también a menudo muchos seguidores del blog que tienen dudas sobre si ir de vacaciones a ese país. Mi respuesta es siempre la misma: es mucho más peligroso que la Ciudad del Vaticano y menos que otros países latinoamericanos. Pero yo, personalmente, nunca dejaría de ir a México por esa razón.

México 6México tiene un grave problema de seguridady delincuencia. Nadie puede negarlo. Las cifras frías son apabullantes: en los seis primeros meses del año fueron asesinadas 7.022 personas (El País), México “es ahora 240 veces más peligroso que hace 30 años” (Radiografía del delito y la delincuencia en México en los últimos 30 años) y unas 60.000 personas han muerto de forma violenta por la guerra del narco entre 2006 y 2012, según fuentes gubernamentales.

Pero de ahí a la percepción de que el país vive en un clima de violencia generalizada que afecta a todos los órdenes sociales y en cada minuto del día hay un trecho.

Según la UNODC (siglas en inglés de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito) la Tasa de Homicidios Intencionales deMéxico (número de homicidios dolosos por año por cada 100.000 habitantes) fue de 23,7 (en 2007 fue de 8,1, la más baja en décadas). Es una tasa muy alta (la media mundial es de 6,9) pero no chirría dentro del entorno ya que, siempre según la UNODC, la tasa media deCentroamérica es de 41 homicidios por cada 100.00 habitantes y la del conjunto de Sudamérica, de 20.

Curiosamente la tasa de asesinatos por año y 100.000 habitantes de Groenlandia es de 19,2. ¡Casi la misma que México! ¿Dejaría usted de ir a Groenlandia por eso?

México 2Además esa “guerra” entre bandas poderosamente armadas y las fuerzas de seguridad del Estado no es una guerra contra el turista. Ni los 100 dólares que puedas llevar en el bolsillo de tu bañador cuando paseas por Cancún o Huatulco son el objetivo de ningún cartel de la droga. Los frentes abiertos en esta terrible sangría de asesinatos que deja titulares sensacionalistas en los telediarios y en los periódicos por la saña con los que se llevan a cabo ocurren en estados y ciudades por los que no suelen pasar los circuitos turísticos habituales.

Un turista clásico que pase 10 días en la Riviera Maya o que vaya a ver las pirámides de Teotihuacán en el DF o pasee por Monte Albán, en las afueras de Oaxaca, tiene menos posibilidades de verse atrapado en una balacera entre pandilleros de un cartel de la droga y la policía que de ser atropellado en un paso de cebra en una ciudad del sur de Europa.

Las estadísticas dicen lo que dicen. Esto que expreso aquí es una opinión personal, por supuesto. Pero basada en la experiencia de campo. México es uno de los países que mejor conozco y que más veces he visitado. Prácticamente todos los años voy a México por una u otra razón. Lo he recorrido de todas las maneras, en visita oficial guiada a veces, y otras -la mayoría- viajando solo y en autobuses regulares, llegando a media noche cerrada a ciudades que no conocía y poniéndome a buscar alojamiento en la soledad de unas calles desiertas. Y jamás me ha pasado nada ni he tenido más temor que en otras ciudades latinoamericanas.

En México hay mucha delincuencia común, cierto. En Ciudad de México muy especialmente tienes que llevar cuidado de por qué sitios y a qué horas deambulas solo –como en casi cualquier gran ciudad de medio mundo-; nunca debes tomar un taxi callejero sino llamar a una compañía privada por teléfono, etc.. Pero nada que no se pueda solventar con el mejor aliado de un viajero: el sentido común. Nunca me he sentido en México ni más ni menos acogotado por el miedo que en otras capitales latinoamericanas o estadounidenses.

Hace un par de meses que estuve en la costa caribeña mexicana (Riviera Maya, Cancún, Cozumel) y puedo dar fe porque lo he vivido en primera persona que aquello estaba lleno de turistas, que todo el mundo hacía vida normal y que nadie necesitaba escolta para ir a la playa o salir por la noche de parranda. Las estadísticas pueden decir lo que quieran. Esto es lo que yo he visto en directo.

Por eso, cuando me repiten la pregunta “¿Es México un sitio seguro para un turista?” les contesto lo mismo: “Sí, es tan seguro como tú y tu sentido común quieran hacerlo”.

Yo desde luego, no dejaría de ir a México por eso.

México 5

http://blogs.elpais.com/paco-nadal

Deja un comentario