20 años del brillante y desgarrador Unplugged de Nirvana

 

 

Este me se cumplieron 20 años del legendario Unplugged que Nirvana grabó para MTV, un 12 de diciembre de 1993, 4 meses antes de que Kurt Cobain se suicidara. El performance de la banda se puede sentir en este concierto acústica con todo su esplendor vulnerable, emocionalmente desgarrador y con momentos de una belleza sin adornos.

Cobain eligió que el escenario fuera decorado como un funeral o una velación, con flores y velas e invito a una de sus bandas preferidas, los Meat Puppets. Pese a las peticiones, casi no tocaron hits (“realmente quieren que toque In Bloom acústico”, dijo Cobain) y en cambio mostraron un repertorio de covers que también pasarían a la historia en su versión. Durante toda la presentación se siente una tensión entre Cobain y la banda y entre Cobain y él mismo, un estrés que sólo logra paliar con la música, la cual toma una fuerza sacrificial. Y dentro de todo es una de las actuaciones en las que mejor estado de ánimo se le vio a Cobain en sus últimos años.

Según Andre Wallace Chamings, escribiendo para The Atlantic: “no hay forma de escuchar Unplugged in New York sin invocar a la muerte, pero eso no significa que no sea una obra maestra”.

Cuando Neil Young vio la actuación de Cobain la llamó “fuera de este mundo, como un hombre lobo, increíble”. Meses después Cobain escribiría en una letra a su amigo imaginario Boddha las palabras de Young:  “It’s better to burn out than to fade away.” (Es mejor arder rápidamente a desvanecerse lentamente). 

http://pijamasurf.com

Deja un comentario