Ariel Sharon y su singular idea de paz

Publicado  por Iñigo Sáenz de Ugarte

Ariel Sharon y su singular idea de pazEn el perfil de Ariel Sharon que publiqué el sábado en eldiario.es, destaqué el enigma con el que se cerró la carrera política del exprimer ministro. Nadie puede decir con total seguridad qué habría pasado si un derrame no le hubiera dejado incapacitado. Pero la retirada unilateral de Gaza y las declaraciones que hizo en los últimos meses han llevado a muchas necrológicas a asegurar que estaba decidido a poner fin a décadas de guerra para iniciar el camino de la paz, por complicada y difícil que fuera.

Resulta llamativo, porque Sharon pocas veces utilizó la palabra paz, a pesar de lo que piensan sus aduladores. La que sí pronunció ese año en numerosas ocasiones fue la palabra separación. Esa era su prioridad. Y lo que dijo a sus asesores en privado es que él iba a dictar las condiciones de la separación. No estaba pensando en una negociación con la Autoridad Palestina, como tampoco había negociado nada con ocasión de la retirada de Gaza.

Como cuento en el artículo, un mes antes del ataque que lo dejó en estado de coma, explicó a Rafi Eitan que su plan era crear una “separación mosaico”, que dejaría intactos a la mayor parte de los asentamientos y conectaría los pueblos y ciudades palestinos aislados con un complejo sistema de túneles y puentes. “Arik (Sharon) dijo: dividamos Judea y Samaria (el nombre judío de origen bíblico para Cisjordania) y cojamos un tercera parte para nosotros, dejando dos tercios a los árabes. Con este plan, el Valle del Jordán y el desierto de Judea (al este de Jerusalén) seguirían siendo nuestros”, explicó años después Eitan.

–Un ejemplo del blanqueo de la imagen de Sharon: el ministro sueco de Exteriores, Carl Bildt. Lo define como gran líder de Israel, brillante jefe militar y sabio estadista que comprendió la necesidad de la paz. Casi nada. Y en el titular de la portada del NYT han utilizado la palabra paz. Eso casi le hubiera molestado a Sharon, cuya figura queda completamente definida por todas las guerras en las que ha intervenido el Estado de Israel. Su idea era destruir a sus enemigos, no alcanzar la paz con ellos.

The Enigma of Ariel Sharon. 2006. 2006. Jonathan Freedland. The New York Review of Books:

“Sharon vio lo que los rebeldes del Likud no pudieron ver: abandonando la idea del Gran Israel, podían ganar el Gran Israel para siempre. En esto, era un auténtico mapainik, en vez de un revisionista, el heredero de Ben Gurion en vez de Vladimir Jabotinsky. No convirtió en un fetiche la Tierra de Israel definida por la Biblia, sino que intentó simplemente aumentar las fronteras del Estado tanto como pudiera. Ben Gurion había conseguido la legitimidad internacional de su expansión de las fronteras de Israel desde el plan de partición de la ONU de 1947 hasta las líneas del armisticio de 1949. Ahora Sharon completaría el trabajo, al menos por una generación o dos, al expandir las líneas de 1949 hasta las nuevas que estaba forjando en 2005. Esto se haría de forma unilateral y por completo en función de las condiciones impuestas por Israel”.

Ariel Sharon’s Corrosive Legacy. Raja Shehadeh. The New Yorker.

Israel’s indomitable protector, Ariel Sharon emblemized military audacity, evolving politics. The Times of Israel.

http://www.guerraeterna.com/

Deja un comentario