Fideos exprés con verduras y salmón marinado

Por: Mikel López Iturriaga

Fideos salmon

Plato roto, mantel cutre… no ganaremos el premio al blog más cuqui. / EL COMIDISTA

A veces los mejores sabores no se consiguen siguiendo una receta, sino que son fruto de la casualidad, de la intuición o del arrebato pasional fruto de ver en la pescadería un trozo de salmón más sexy que Eva Mendes y Ryan Gosling guiñándote el ojo. Como este plato. Para ejecutarlo apenas hacen falta un cuchillo, microondas, un par de tápers, plástico transparente de cocina y (optativo) una jarra tipo kettle para calentar agua.

Estos elementos (más una tostadora) son la base del equipamiento del cuarto de la cafetera/office –llamarle cocina sería muy presuntuoso– del estudio que compartimos y en el que a veces preparamos platos bastante decentes. Hidratos que solo necesitan unos minutos en agua muy caliente, como los fideos asiáticos de arroz, de trigo o el cuscús instantáneo son básicos para improvisar una comida en un pispás, y los vegetales al vapor –cocinados poco tiempo al micro en un estuche de silicona o simplemente en un táper cubierto con film de cocina– sus mejores amigos. Aunque el pescado también se podría cocinar con este sistema, optamos por marinarlo con tamari (salsa de soja sin gluten, que entre los comensales había una celíaca) y tomarlo crudo.

Dificultad

Para salmones.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 200 g de fideos de arroz

  • 2 cebollas tiernas

  • 4 zanahorias tiernas (de las que tienen rabito)

  • 400 g de lomo de salmón sin piel ni espinas

  • Salsa tamari (o de soja)

  • Pasta de chile (o chile fresco o seco)

  • Aceite de sésamo

  • 2 limas

  • 2 cucharadas de cilantro picado

  • Sésamo (opcional)

Preparación

1. Cortar el salmón en dados grandes y poner a marinar en salsa tamari o de soja.

Tiempo aproximado: 40 minutos

2. Limpiar bien las zanahorias y cortarlas en ocho trozos a lo largo. Hacer lo mismo con la cebolla, reservando el tallo para terminar el plato.

3. Poner ambas cosas por separado en un estuche de silicona o en un táper utilizable en microondas cubierto con plástico de cocina. Mezclar la cebolla con un poco de chile en pasta, en polvo o fresco. Cocinar minuto y medio a 800 W., o hacer lo mismo en agua hirviendo o al vapor (en este caso, alargar el tiempo un poco más y añadir el chile después). La idea es que queden al dente. Reservar.

4. Hidratar o cocer los fideos según instrucciones del fabricante y escurrir bien. Montar el plato poniendo una base de fideos, las verduras encima, después el salmón y un chorrito de tamari o soja y otro de aceite de sésamo.

5. Terminar con el cilantro picado, el sésamo (si se quiere) y unos trozos de lima para exprimir justo en el momento de comer.

http://blogs.elpais.com/el-comidista

Deja un comentario