Receta de fin de mes: fideos a la cazuela

Por: Mikel López Iturriaga

Fideos a la cazuela

 

 

Otra vez fin de mes… y encima el de enero, que es uno de los más terribles del año. Porque además de un fin de mes económico, este también es un fin de mes moral, en el que vivimos los momentos de honda bajura recordando como hace nada retozábamos lujuriosamente entre platos hipercalóricos y litros de bebidas espirituosas. Después de emborracharnos como si tuviéramos un hijo en la cárcel para olvidar la existencia postvacacional pensar muy seria y fuertemente en el tipo de receta que debíamos hacer, nos hemos decidido por un plato muy montañés, los fideos a la cazuela.

Porque, aunque el 15% de la población está a plan, el 85% restante ya lo ha abandonado, y con el friazo apetecen cosas contundentes. Además este es otro de esos platos en los que lo que le da más sabor, el caldo que se usa en la cocción de los fideos puede ser de aprovechamiento, a base de carcasas y huesos. Esperamos que entre ésta y otras ideas de la misma sección –en la que se ofrecen ideas de platos cuyo coste ronda el euro por ración–, lleguemos todos a febrero no solo vivos, sino también bien alimentados y de mejor humor. Hay múltiples versiones de esta receta, a la que se le pueden añadir setas, alcachofas, zanahoria o, en el colmo de la lujuria pastafariana, un poco de queso rallado para gratinarla.

Dificultad

Para ogros de la montaña.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 200 gramos de fideos gruesos

  • El doble y medio del volumen que ocupen los fideos de caldo de verduras, pollo o carne

  • 1/2 cebolla

  • 2 dientes de ajo

  • 4 cucharadas de salsa de tomate

  • 50 g de pimiento verde y rojo (opcional)

  • 1 butifarra

  • 300 gramos de costilla de cerdo a daditos

  • 300 gramos de magro de cerdo

  • Sal

  • Pimienta

  • Aceite de oliva

  • Tomillo

  • Queso rallado (opcional)

Preparación

1. En una cazuela con un poco de aceite, marcar la costilla y cocinarla durante unos 10 minutos a fuego medio. Después, añadir el magro y la butifarra cortada en ocho trozos y cocinar durante unos 5 minutos más. Reservar la carne y dejar la grasa resultante en la cazuela. No debería ser mucha (unas dos cucharadas); si es más, retirar el excedente.

2. Tostar los fideos en una sartén con un poco de aceite.

3. Pelar y picar la cebolla. Pochar en la misma olla, y cuando está transparente añadir el diente de ajo también pelado y picado. Si se quiere, este es el momento de poner el pimiento y sofreírlo un poco. Poner el tomate y tomillo al gusto y remover. Volcar los fideos y remover durante un minuto.

4. Añadir las carnes y el caldo, rectificar de sal, remover y dejar cocinar a fuego medio y destapado durante unos 7/9 minutos (dependiendo del tipo de fideo, consultar las instrucciones del fabricante). Cuando estén casi hechos, apagar el fuego y dejar reposar un par de minutos. Servir bien caliente espolvoreado con un poco de queso rallado si se quiere.

Producción: Mònica Escudero.

http://blogs.elpais.com/el-comidista/

Deja un comentario