“Cuarteto para el fin del tiempo”, el cortometraje de Alfonso Cuarón que se considera antecedente de Gravity

El Óscar a Alfonso Cuarón como mejor director por su película Gravity fue histórico en varios sentidos. De entrada, claro, por ser el primer mexicano y latinoamericano en ser reconocido en dicho rubro por la industria hollywoodense, asociada desde siempre a la ideología y las formas culturales de Estados Unidos.

En un plano menos superficial, destaca también porque como tantos otros personajes, Cuarón es ejemplo del talento que tiene que salir de su país natal para “triunfar” o al menos para ejercer la labor que de veras buscó. Hacer realidad el sueño según la forma que de pronto parece monopolizada e identificada plenamente en el “sueño americano”: Estados Unidos como la tierra edénica donde las promesas (cierto tipo de promesas) se cumplen.

Pero más allá de estas circunstancias, el talento y el empeño del director son inobjetables. Y como prueba de ello está este cortometraje, filmado hace casi 30 años, en una época en que Cuarón era todavía estudiante del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos de la UNAM, en México.

Cuarteto para el fin del tiempo ―recordado por el crítico Jorge Ayala Blanco, quien fue maestro del director en la escuela mencionada― expone seminalmente la anécdota que después sería ampliada y ramificada en Gravity: la soledad de un personaje que se descubre obligado a confrontarse a sí mismo, sus dudas y sus temores, pero también las opciones que el presente le ofrece.

Cabe mencionar que el corto comparte nombre con el Quatuor pour la fin du temps, una composición del francés Olivier Messiaen estrenada en 1941 que puede encontrarse íntegra en YouTube.

http://pijamasurf.com/

Deja un comentario