Atún con salsa putanesca

Por: Mikel López Iturriaga   

Atun putanesca

Más italiano, imposible. / EL COMIDISTA

Pocas salsas en el mundo contienen tantas cosas que me gustan como la putanesca (sí, ya sé que en italiano es puttanesca, pero aquí la hemos castellanizado). Una mezcla de tomate, alcaparras, aceitunas, anchoa, guindilla, ajo y perejil suena para mí a música celestial, y creo que nunca me hartaría de tomar pasta acompañada por ella. La amo tanto que incluso creo que está un poco desaprovechada, ya que además de a los espaguetis puede acompañar tranquilamente a otros alimentos como carnes o pescados.

Mi versión de la putanesca es bastante tradicional: me permito el lujo de utilizar unas aceitunas verde de tipo Gordal deshuesadas y un poco picantes en vez de las típicas negras, pero todo lo demás responde más o menos a lo que mandan los cánones. Para que el atún quede jugoso, es importante que la sartén esté muy muy caliente a la hora de dorarlo, para que no pase más de un minuto en ella y el interior quede crudo. Y al final, dejar que se termine de hacer -si es que no te gusta rojo por dentro- con el simple calor residual de la salsa.

Dificultad

Podrías ejercer la prostitución mientras la haces.

Ingredientes

  • 800 g de atún en tajadas
  • 4 filetes de anchoa
  • 500 g de tomates en conserva pelados
  • 75 g de aceitunas verdes deshuesadas
  • 50 g de alcaparras
  • 1 guindilla roja
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 cucharadita de orégano
  • 2 cucharadas de perejil picado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra recién molida

Preparación

1. Picar la guindilla, las aceitunas y el tomate.

2. Poner una sartén a calentar a fuego vivo. Untar las tajadas de atún en aceite y, cuando la sartén esté muy caliente, pasarlas por ella lo justo para que se doren (unos 30 segundos por cada lado). Sacarlas, salpimentarlas ligeramente y reservar.

3. Bajar el fuego y añadir un chorro generoso de aceite. Picar el ajo y dorarlo en dicho aceite. Añadir las anchoas y disolverlas removiendo con una cuchara de madera.

4. Añadir el tomate, la guindilla, las alcaparras, las aceitunas y el orégano. Cocinar unos 15 minutos, o hasta que la salsa haya perdido la mayor parte de su líquido.

5. Retirar del fuego e incorporar el atún y el perejil a la sartén. Menear un poco para que se mezcle todo y tapar. Dejar reposar dos o tres minutos y servir de inmediato.

http://blogs.elpais.com/el-comidista

Deja un comentario