Receta de fin de mes: espaguetis con mejillones y alcaparras

Por: Mikel López Iturriaga

Espaguetis con mejillones

Que cada uno se quite las cáscaras. / EL COMIDISTA

Abril no pinta bien para las economías de resistencia (o sea, casi todas). Acabamos de pasar Semana Santa, nos gastamos algunos leros en el día del libro y a finales de semana asoma un puentaco como la copa de un pino. Por poco que hayamos invertido en cada una de estas tres variables, nos espera un fin de mes peor que una caída de espaldas, con rotura de cadera y fractura craneal incluidas.

Para aliviar aunque sea un miligramo este estado de cosas, nuestra medicina es una receta con moluscos, que son casi primos hermanos del marisco -de ilusión también se vive- y parece que ensalzan el espíritu festivo en días de bajona económica. No es sencillo encontrar lugar para los frutos del mar en las recetas de fin de mes, pero el mejillón, que está entrando de lleno en su mejor temporada precisamente ahora, nos ofrece la posibilidad de disfrutar de un sabor marino potentísimo a un precio muy razonable. Nosotros los pagamos a 2,75 el kilo.

La pasta satisface, el limón y el perejil aromatizan, la cebolla y el ajo sofritos –junto con el juguillo de los mejillones– forman una salsa ligera y sabrosa. Las alcaparras y el picante le dan vida al conjunto, y terminan de convertir la receta en una victoria incontestable. Si tenéis vegetarianos entre los comensales, separad la salsa antes de abrir los bichos y sustituid estos por un poco de queso rallado, y si tenéis un chorrito de vermut o vino blanco para añadir al sofrito de cebolla, nos os cortéis: los mejillones y el alcohol (evaporado, so borrachuzos) se llevan muy bien.

Dificultad

La Sirenita los podría hacer. Con la cola.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 360 g de espaguetis (en crudo)
  • 500 g de mejillones
  • 1 cebolla grande o dos medianas
  • 2 dientes de ajo
  • Un limón
  • 2 cucharadas de alcaparras
  • Chile, cayena o peperoncino al gusto (opcional, pero recomendable)
  • 2 cucharadas de perejil picado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Preparación

1. Limpiar los mejillones quitándoles las barbas y raspando un poco las conchas si están sucias.

2. Pelar y picar la cebolla. Rehogarla en una sartén a fuego medio con un chorro generoso de aceite unos 15 minutos. Cuando casi esté dorada, añadir el ajo picado fino y el picante (si se quiere) y rehogar cinco minutos más.

3. Mientras, poner el agua a hervir y empezar a cocer la pasta el tiempo que indique el fabricante.

4. En la sartén del sofrito, poner los mejillones hasta que se abran (sin pasarse para que no se sequen), añadir la pasta al dente escurrida y darle unas vueltas. Es importante hacer coincidir el momento en el que escurrimos los espaguetis con el de abrir los mejillones, para que éstos no queden recocidos o la pasta se pegue.

5. Emplatar y terminar con unas alcaparras, un poco de ralladura y zumo de limón y el perejil picado. Servir inmediatamente.

Producción: Mònica Escudero.

http://blogs.elpais.com/el-comidista

Deja un comentario