El pesimismo español

El pesimismo español


Creo que hemos dejado España como una pura estructura jurídica, le hemos quitado el nombre -ya no se llama España, hemos permitido esta vejación política y cultural de llamarla Estado español- y creo que nos han quitado el sentimiento y la emoción de España, como si no tuviésemos derecho a ella. Como si por culpa de un exceso de patrioterismo del régimen anterior ahora no pudiésemos tener un sentimiento democrático, racional y emocionante de la historia de España, y en cambio se lo pudieran permitir los nacionalismos.
(Como si la España liberal hubiera vivido bien a gusto con Franco…) Hay una frase que decía un tío rico del nacionalismo: «Haced vosotros las leyes y los reglamentos y dejadme a mí cantar las baladas de la nación». El problema es que durante los últimos 30 años pocos hemos cantado las baladas de la nación, que son importantes. Por eso abro este libro con una cita de Lope de Vega que se queja en la «Dragontea» de que España tiene tantas hazañas y no tiene quien las cante. Parece que nos quedamos con ese movimiento de larga duración que se llama «el pesimismo español».

Fernando García de Cortázar
Historiador
Premio nacional de Historia de España en 2008

Deja un comentario