Ensalada de brevas, mozzarella y nueces

Por: Mònica Escudero 

Ensalada brevas mozzarella nueces
 La breva, si breva, dos veces breva / EL COMIDISTA 

Las brevas no son otra cosa que los frutos tempranos de la higuera, la primera de las cosechas que produce –con suerte, porque según las condiciones meteorológicas, especialmente la lluvia, algún año puede no darse– a principios de verano. Las brevas son menos dulces que los higos, con lo que funcionan mejor mezcladas con otros elementos que potencien su sabor que solas, aunque –como dice cierto tendero de mi barrio que lo vende todo a precio de kriptonita– también hay algunas que son “pura miel” y “ambrosía”. Si no tenéis esa suerte y las brevas están poco dulces, se pueden pasar por la sartén (abiertas por la mitad y por el lado de la carne) para que caramelicen un poco y se potencie el sabor.

El caso es que la temporada 2014 de la breva ya ha empezado, y no hay que desaprovechar ninguna oportunidad de degustarlas, porque no duran demasiado y después cualquier higo pasado nos parece mejor. Aunque están buenas de todas las maneras, a mí me tiran mucho en ensalada -por un lado- y acompañadas de un lácteo por otro. Y el plato de hoy tiene un poco de cada cosa.

Las protagonistas de esta sencilla preparación. tenían el tamaño del principado de Mónaco y por eso decidí quitarles la piel, que en esas envergaduras puede resultar un poco agreste. Pero si las brevas son más pequeñas, se pueden abrir por la mitad, rellenar con un trozo de mozzarella y un poco de rúcula aliñada con la vinagreta que acompaña esta ensalada y convertirse en un pincho fresco y perfecto para cenas informales. Con un pan de cereales y aumentando la proporción de queso también pueden ser un buen bocadillo, que fuera de temporada se podría preparar con mermelada de higo.

Es importante que se usen brotes y no vegetales más contundentes: lo que mola de esta ensalada es que la mozzarella y las brevas prácticamente se deshagan en la boca y las nueces sean lo único en ella que ofrece resistencia. Si no os gustan las ensaladas con zumo de limón –hay gente para todo– os sugiero que preparéis la vinagreta con vinagre de moscatel, un poco más dulce y afrutado que el de vino normal o el de manzana, o con cualquiera de estos mezclado con una cucharadita de miel.

Dificultad 

Para cabezas de higo.

Ingredientes 
Para 4 personas

  • 120 gramos de brotes variados
  • 8 o 12 brevas (dependiendo del tamaño)
  • 16 nueces peladas
  • 1 bola de mozzarella
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 1 cucharadita de ralladura de piel de limón
  • 1/2 cucharadita de hojas o flores de tomillo fresco (si es seco, la mitad)
  • Sal 
  • Pimienta

Preparación

1. Lavar y secar los brotes, y reservarlos. Pelar las brevas (si se quiere) y cortarlas en cuartos o mitades, dependiendo del tamaño.

2. Preparar la vinagreta mezclando el el zumo de limón, la sal, la pimienta y el aceite (en este orden y removiendo bien antes y después de añadir el aceite). 

3. Montar el plato poniendo una base de brotes, los higos, la mozzarella, las nueces y la vinagreta. Terminar con la ralladura de limón y el tomillo, y servir.

http://blogs.elpais.com/el-comidista

Deja un comentario