¿Por qué lo que más nos conmueve sobre el ébola es un perro?

Por: Miguel Ángel Medina

Excalibur, el perro sacrificado por posible contagio de ébola

El título de este texto es provocativo a propósito. No os enfadéis todavía, amantes de los canes. Partamos primero de la base de que a todos nos preocupa la gente que muere por ébola en África y que a todos nos ha parecido mal sacrificar a Excalibur, el perro de la enfermera infectada en España, sin comprobar siquiera si padecía la mortífera enfermedad. Por supuesto, defender a los animales y a las personas no son sentimientos incompatibles. Son, incluso, complementarios. Ahora bien, ¿por qué la mayor movilización hasta el momento tras el primer contagio de ébola en España se ha producido para salvar a una mascota? ¿Era lógico que así fuera o hemos sobreactuado?

“Con más de 3.400 personas muertas en África y 7.500 infectados, 300.000 personas firman una petición en España… para salvar a un perro”, arrancaba ayer un polémico post en Channel 4. La campaña para salvar al animal, “un miembro más de la familia”, ha logrado 400.000 firmas en tan solo un par de días, y  el hashtag #SalvemosaExcalibur ha recibido 460.000 menciones en el mismo periodo. Mientras, las peticiones referidas a personas, como las que piden movilizar recursos para personas infectadas en África orepatriar a sanitarios que luchan contra la enfermedad en este continente no alcanzan, ni de lejos, la misma repercusión.Excalibur en casa de Teresa Romero y su pareja / Foto: AFP

En este caso se dan varias cuestiones que nos deben hacer reflexionar. Por una parte,Excalibur se ha convertido en un símbolo, un ejemplo de lo mal que se están haciendo las cosas a la hora de lidiar con el primer contagio de ébola en Europa. Por otra, para mucha gente se ha convertido en la gota que colma el vaso de la indignación, en la primera víctima inocente de una mala gestión sanitaria y política que se va mostrando más torpe con cada noticia que vamos conociendo

Una mascota es más que un animal. En general, no sentimos la misma empatía por una medusa o una cucaracha que por el perro o el gato que viven en casa. Tu perrito es alguien de la familia. Muchas personas los consideran casi como sus hijos. Que alguien te diga que va a sacrificar a tu animal duele. Y más en un caso como el de Teresa Romero y su marido, que suman esta pérdida al padecimiento de la enfermedad. El perro de las imágenes, además, es un ser desvalido, indefenso. Vemos a la policía acudiendo a la casa de Alcorcón a sacrificarlo y nos viene a la cabeza la imagen de un desahucio. De ahí que la respuesta haya sido similar: activistas en la puerta intentando evitarlo.

La mayoría de estas ideas son puramente sentimentales. Y nos afectan. La gente se moviliza por lo que le conmueve. Lo cerca prima frente a lo lejos. Conmueve más una mascota aquí (tu perro, piensas) que miles de personas infectadas por ébola en África. Tienen otra cultura, están lejos, es más difícil empatizar con ellos. “No tiene nada que ver”, pensaremos. Pero sí lo tiene. La lucha contra el ébola en los países africanos no genera miles de firmas ni hashtag ni apoyos.

Activistas intentan evitar la muerte de Excalibur / Foto: Getty

El debate sanitario, quizá el más importante -pero el menos sentimental- ha quedado en un segundo plano. ¿Era imprescindible matar a Excalibur para evitar una epidemia? “Al perro había que sacrificarlo porque no había dónde meterlo“, explicaba el catedrático de Sanidad Animal José Manuel Sánchez Vizcaíno. El experto en la materia, Eric Leroy, opinaba lo contrario: “No hay que matar al perro porque es importante para la ciencia”. Quizá lo fuera, pero en España no hay instalaciones apropiadas para mantener al animal en cuarentena. Y en un momento en que parte del personal sanitario renuncia incluso a atender a personas con ébola, ¿quién se habría atrevido a cuidar el perro durante la cuarentena? Son preguntas que ya no tendrán respuesta. 

En cualquier caso, no perdamos la perspectiva. Excalibur ya no está. Tratemos de llevar nuestra solidaridad a todos los infectados, perros y humanos. ¿No sería un buen momento para iniciar una petición para que los gobiernos europeos inviertan fondos suficientes para luchar contra la enfermedad en el continente negro?

Twitter: @locodelpelorojo

http://blogs.elpais.com/emperrados

1 comentario en “¿Por qué lo que más nos conmueve sobre el ébola es un perro?”

  1. Ni lo he intentado mirar desde ese punto de vista, inconscientemente me di cuenta que en un momento dado, casi era más importante Excalibur que Teresa. Pero desde un principio mi preocupación es Teresa, la población y los ineptos que nos gobiernan.

    Saludos 🙂

Deja un comentario