Graban por primera vez al Melanocetus johnsonii en su hábitat

Buscando a Nemo - Dory y Nemo se cruzan con un pez anguila

Hablemos de un extraño pez de las profundidades, el Melanocetus johnsonii. Los anglosajones llaman a este rape abisal “demonio marino negro” y se hizo especialmente famoso entre nuestros pequeños cuando apareció en la exitosa película de Pixar “Buscando a Nemo” hipnotizando a Dori con su cebo luminoso.

Bien, pues hasta ahora no habíamos visto “vivito y coleando” a este extraño y pequeño pez, cuya principal característica es la citada “caña de pesca” que sale de la parte superior de su cabeza y que culmina en un órgano biolominiscente. Pero hete aquí que los científicos del Instituto de Investigación del Acuario de la Bahía de Monterey (MBARI) acaban de grabar por primera vez a este rape abisal.

Bajo estas líneas podéis ver las imágenes, que se captaron a 600 metros de profundidad cerca de la costa de California. No os dejéis intimidar por el pececito, en realidad solo mide 9 centímetros de largo. Y eso que es una hembra, porque esta especie muestra un dimorfismo sexual muy acusado, siendo los machos realmente diminutos en comparación.

Por cierto, si naces siendo un macho de esta especie ¡mala suerte! Una vez que fecundes a la hembra serás absorbido por su cuerpo y te verás reducido a un saco de esperma con el que ella se fecundará a voluntad. (Aquí tenéis una foto de la extraña pareja). Tas eso, perderás “literalmente” la cabeza, y vivirás como un parásito el resto de tu vida a costa de ella.

Los científicos se dieron cuenta de esta peculiaridad reproductiva porque solo encontraban hembras, y todas presentaban ese extraño parásito cerca de los órganos sexuales. ¡Toda una rareza animal!

 

Deja un comentario