Obama tiene ya su guerra

Obama tiene ya su guerra

A casi 12 años del inicio de la unilateral invasión de George W. Bush y Tony Blair a Irak en marzo de 2003, la solicitud de Obama al Congreso para profundizar a mediano plazo (“tres años”) la actual ofensiva contra el Estado Islámico (EI) en Siria e Irak supone otra arriesgada y catastrófica apuesta: extender a otras regiones del planeta el baño de sangre que EU inició en Oriente Medio tras los ataques del 11-S y la improvisada fabricación del “eje del mal”, cuando el hacedor de discursos del petrolero Bush Jr., David Frum, ligó en enero de 2002 al Irak de Sadam Husein con Al Qaeda buscando preparar con ello el andamiaje de la invasión, y de paso arremeter contra Irán y Norcorea.

Esta legalización de la guerra  “sin limitaciones geográficas”, como advirtió ayer Obama en su carta al Congreso, le dará de hecho al Pentágono carta blanca para perseguir a ese engendro criminal-yihadista (que no “terrorista”) ahí donde éste quiera implantar su petro-califato, en una sugestiva coicidencia con las ambiciones geopolíticas de Washington desde que Bush inició su mediática “guerra contra el terrorismo”.

Se trata, además de Oriente Medio —con el poder central de Siria a la cabeza— de “los Estados de la península de los Balcanes, África del Norte y grandes zonas de Asia”, según el mapa difundido por el grupo sunita ultrarradical al calor de su ofensiva militar a inicios de 2014 en torno de la zona petrolera de Irak (twitter.com/Third¬_Position, 30-04-14).

Pero, ¿cuál sera el límite de esta persecución amplificada? ¿Pekín, Moscú?

IRENE SELSER

http://www.milenio.com/firmas

Deja un comentario