El famoso arcoíris cuádruple no es lo que parece

 
Amanda Curtis, residente en Nueva York, revolucionó internet al subir esta fotografía de un arcoíris cuádruple. Aunque algunas redes sociales recogieron con escepticismo el fenómeno, los expertos afirman que es perfectamente posible observar cuatro arcoíris cercanos a la vez.
«Lo que en realidad se ve en la imagen es dos arcoíris dobles», afirma Raymond Lee, meteorólogo. Los dos más brillantes son el primario y el secundario. Los más claritos, situados a la derecha, son el resultado de la luz del sol reflejada en un cuerpo de agua que está detrás de la fotógrafa. Una rápida investigación nos informa de que hay dos bahías que podrían haber colaborado en la formación de los arcoíris.
Los arcoíris se forman cuando la luz del sol  se refleja en gotas de agua; los dobles se producen cuando la luz se refleja en las gotas dos veces. Los dos arcoíris dobles son un fenómeno completamente distinto al de los arcoíris cuádruples, que son mucho más raros. De hecho, solamente se han documentado cuatro o cinco arcoíris cuádruples o triples desde el año 1700. Estos se forman cuando la luz se refleja en las gotas de agua cuatro o tres veces respectivamente. Con cada paso a través de las gotas se reduce la cantidad de luz, por lo que los últimos arcoíris son mucho más apagados.
https://es.noticias.yahoo.com

Deja un comentario