Incongruencias

Incongruencias

Detesto la violencia, dìa con dìa  la vivimos. Las noticias, ya sea en la prensa escrita, en la radio, redes sociales, la vida diaria, lo que nos cuentan familiares y amigos nos hacen convivir con ella, nos hemos hecho cada dìa màs duros y màs frios cuando la enfrentamos. Nos dura solo un rato el desencanto y la impotencia.

Es una locura, estamos rodeados de gente loca, aparentemente normal, muchos de ellos hasta nos gobiernan, son parte de nuestro entorno social.

En la mayoría de los países la política económica y social violenta la vida de los ciudadanos.

Los fanatismos religiosos, los cuales dicen que son el mal del siglo XXI y que podrían colapsar la sociedad tal como la conocemos, vienen desde la antigüedad, pero la tecnología los hace màs eficientes.

El poder y el dinero desde los niveles màs altos a los màs bajos es lo que impera, no importa a quien se lleven por delante.

Pero lo màs preocupante es que nos estamos haciendo cada dìa màs insensibles con el tema.

Pero el asunto que yo quería tocar es que en muchos casos existen personajes macabros, retorcidos, malos y locos que hasta caen bien.

Los vemos en muchos personajes de Series de televisión, por poner un ejemplo, el domingo se estrena la quinta temporada de Juego de Tronos.

Que nadie me vaya a decir que no es una serie con mucha violencia, soberbia, envidia, racismo, donde se reflejan las peores perversiones del ser humano. Pero………¡nos encanta!, estamos contando los días para su estreno.

Nos encantò que el -pincheenanoquenoscaèbièn- matara a su padre que era un cabròn redomado pero que tenìa sus buenos momentos y decisiones; o que envenenaran al patàn de Joffrey Lannister. Son suculentos episodios de venganzas que disfrutamos. Hay ciertas pausas de conquistas amorosas que hasta resultan empalagosas y aburridas.

 ¡Queremos acciòn!.

Me acuerdo de la primera serie que me encantò: “Los Soprano”, (tampoco me salgan que era cosa de niños). El tal Tony y sus secuaces eran unos jijos de la tiznada pero nos caìan bien.

Los momentos con la atractiva psiquiatra hasta te producían ternura, entendías al tipo, era como una filosofía de la calle la que aplicaba que hasta lo entendias y que además podría funcionar en ciertos momentos de tu vida.

Existe la violencia extrema pero también la lealtad.

¿Cuànto vale la lealtad?…..tu vida.

¿Còmo se paga la traición?……con tu vida.

¿Dònde acabas si haces una pendejada que perjudica a los miembros de una comunidad?………..a unos metros bajo tierra.

¿Què me dicen de Breacking bad?, un quimico que tiene cáncer y para sufragar los gastos del tratamiento se dedica a fabricar metanfetaminas……

A Spartacus, liberándose del yugo romano..

Rick Grimes en “The Walking dead”, peleando màs con los humanos que con los caminantes.

Ragnar Lodbrok, luchando por sus dioses esacandinavos en “Vikingos”

Decenas y decenas de series que nos gustan y que reflejan lo que no nos gusta en la vida real.

 Conllevan los peores defectos del ser humano.

¿Porquè nos gustan tanto?, ¿no tenemos suficiente con lo que vemos diariamente?

JAP

Deja un comentario