Tengo muy mala memoria,

Pero si, si me acuerdo un poco de la historia.
Recuerdo muy bien la trayectoria de los políticos que nos gobiernan, de los intelectuales que son estómagos agradecidos´y critican a los gobiernos que no les favorecen. Ahora se trata de la labia, del marketing.

Pudieron ser unos hijos de la tiznada pero con una simple aplicación les borran su pasado ensangrentado.
Sus formas de manipular a la manada.

Toma nota y empieza a leer mi compañero.

Deja un comentario