ARTE Y USO DE LAS PALOMAS MENSAJERAS

La primera paloma mensajera fue soltada en un texto bíblico por Noé. Gengis Kan estableció el correo aviar alrededor en Asia y mucho de Europa Oriental. Carlomagno, por su parte, hizo de las carreras de palomas un privilegio de la nobleza. Y durante la Edad Media los árabes establecieron mensajería regular con palomas, incluso caprichosamente: se cuenta que un califa del norte de África satisfacía su antojo por cerezas libanesas usando palomas para que las volaran hacia él. Pero en ningún momento han sido tan útiles como en las dos guerras mundiales, en que las comunicaciones modernas se volvían nulas y estas eran un método para mantener contacto con los simpatizantes y avisar oportunamente de un ataque.

Ninguna otra ave ha tenido vínculos tan cercanos con el hombre, ni le ha sido tan útil como símbolo, sacrificio, fuente de alimento y mensajería, tanto sagrada como secular, como la paloma común. Pero, ¿cómo es que pueden encontrar el camino para entregar un mensaje? Contrario al estatus que ahora tienen en la mayoría de las ciudades, que las consideran poco más que ratas con alas, las palomas tienen una inteligencia espectacular y un sentido de orientación inusitado en el reino animal. Además, pueden recorrer hasta 800 kilómetros al día.

La manera en que funciona la colombofilia –como se llamó a esta actividad organizada– es sencilla. Las palomas, una vez libres, siempre querrán regresar al lugar donde fueron criadas y alimentadas, por más lejos que este se encuentre. Cuando esta actividad estaba en boga, las personas transportaban palomas a caballo, en barco o carruaje y, desde el lugar remoto a donde llegaban, ataban un mensaje en forma de pergamino a una de sus patas, la liberaban y ella sola regresaba a “casa”.

Pigeons_voyageursDesde luego, la colombofilia fue esencialmente unidireccional. Pero uno podía tener, por ejemplo, dos grupos de palomas, i. e: un grupo A en París y un grupo B en Hamburgo con una ruta regular por tierra entre las dos ciudades. Así, al intercambiar palomas que querían regresar a su nido, creaban una red bidireccional entre aliados.Con los avances tecnológicos es difícil creer que este sistema vivo, romántico quizás, se siga utilizando, pero es verdad. Solo que se utiliza más como un hobby o en situaciones realmente extrañas, como en redes de narcotráfico. Entre Afganistán y Paquistán se ha detectado que, en aras de escapar de los avances tecnológicos de vigilancia, algunos narcotraficantesenvían parvadas de palomas a sitios estratégicos, cada una cargada de 10 gramos de heroína.

No podemos ignorar, sin embargo, que hay belleza en esta técnica de mensajería. Tanto en imaginar un mensaje volando en la pata de un pájaro, como en que ese pájaro, al igual que un marinero, solo quiera regresar a casa. Si uno quiere entrenar a una paloma a llevar un mensaje, esto es lo que tiene que hacer:

  1. Establecer una base

Primero habrá que elegir un lugar que sea su “casa”, es decir, el lugar al que siempre regresarán con el mensaje. La casa deberá tener una puerta o trampilla que permita a las palomas entrar pero impida que salgan a voluntad. Uno puede liberar a las palomas a más de 200 kilómetros y siempre regresarán allí.

  1. Practica a intervalos

Uno tiene que aclimatar a las palomas practicando con ellas a distancias variables. Primero, se utiliza la jaula para llevarlas a 1 kilómetro de distancia. Allí se liberan las palomas y estas regresan a su casa. Esto debe hacerse varias veces en una semana, y después uno puede aumentar el rango a 3 kilómetros y repetir el proceso. Después de un par de semanas uno puede alejarse 5 kilómetros y continuar así hasta haber alcanzado los 30 kilómetros. Este proceso genera confianza y resistencia en las palomas.

  1. Agua, comida e incentivos

Si uno quiere tener dos locaciones para entregar mensajes, se puede crear otra ruta por medio de incentivos, pero toma un poco más de tiempo. Primero se debe retirar la comida de la base, llevar manualmente al ave a una segunda locación y alimentarla allí. La paloma comerá y eventualmente regresará a su casa. Si este proceso se repite varias veces, la paloma migrará a ambas locaciones independientemente. El día que se quiera entregar un mensaje, se retira el alimento de la base “casa”, se libera a la paloma hambrienta y ella misma encontrará la segunda ruta para alimentarse y entregar el mensaje.

  1. Sujetar un mensaje

Los mensajes se pueden llevar en pequeñísimas mochilas. Estas llevan correas al hombro de tela porque es ligera y fácil de diseñar. También, a la vieja usanza, pueden utilizarse tubos pequeños que contengan una nota atados a una pata de la paloma mensajera.

http://faenaaleph.com/es/articles