Resultado de imagen para el color de internet

Tan pronto analicemos el navegador ubicaremos, de entre todos los pigmentos, la primacía del blanco (o lo que es igual, la irradiación de los colores primarios). No obstante, la presencia más notoria en los flujos de data digital no es esta. Según el análisis realizado por el diseñador Paul Hebert, el color azul es el indiscutible rey de Internet.

En las pintorescas alusiones en torno al fascinante estudio del color, el azul se ha señalado como una gradación que sostiene un principio de oscuridad –una sugerente atracción hacia el negro–, al mismo tiempo que transmite una icierta serenidad. Y es que si se mira bien, el azul es tan elegíaco como reparador.

Esta severa paradoja fue demostrada en su momento por Goethe dentro de su teoría del color, en la cual, por cierto, advierte que “amamos contemplar el azul; no porque avance hacia nosotros, sino porque nos llama a seguirlo”. Algo de esto puede insinuar el hecho de que, según Hebert, los diez sitios web más visitados de internet poseen al atrayente azul encubierto entre sus pixeles.

Para entender cómo es que empresas como Google o Facebook idean sus esquemas de color–, Hebert exploró los 140 más utilizados en estas plataformas virtuales. El azul fue tan imponente que incluso agregó otra categoría para diferir al turquesa. En una de sus gráficas más simbólicas se anuncian los colores más notables de internet según su saturación:

 
La afirmación de Hebert no sorprende. El azul ha sido, al menos dese hace algunos años, el predilecto de las obras de arte, los negocios, el cielo o el mar. Quizá sea su carácter dual lo que provoca esta predilección –muchas veces estudiada y estratégica, pero generalmente de forma inconsciente y natural.La realidad digital se halla bien definida por leyes que a la vez se combinan con la naturaleza. Y entre ellas hoy conocemos a una de las más preciosas: el orden del azul.

 

*Imágenes: 1) Pixabay / Creative Commons; 2) Paul Hebert

http://www.faena.com/aleph/es/articles