Pintura de Antonio Berni (1905-1981)

Nace en Rosario, provincia de Santa Fe, Argentina, en 1905. Fue pintor y grabador y uno de los primeros artistas surrealistas latinoamericanos. También un baluarte del realismo social narrativo. Con una particular mirada crítica sobre la sociedad, las personas, el barrio y la calle fueron su principal musa inspiradora

Fue pintor y grabador y uno de los primeros artistas surrealistas latinoamericanos. También un baluarte del realismo social narrativo. Con una particular mirada crítica sobre la sociedad, las personas, el barrio y la calle fueron su principal musa inspiradora.

A los diez años ingresa como aprendiz en un taller de vidrieras policromadas. Allí aprende dibujo. A los quince años ya tenía muy claro cuál era su vocación. En 1925 viaja a Europa para continuar sus estudios con una beca. Allí descubre las vanguardias y se inicia en algunas de las técnicas (grabado y collage) y en los estilos (fauvismo y surrealismo) que conformarían su obra futura.

Toledo y el Religioso o El Fraile, 1928

Toledo y el Religioso o El Fraile, 1928

 

En Paris se relaciona con los artistas argentinos que allí se encontraban, conocidos como el “Grupo de París”. Conoce al filósofo marxista Henri Lefebvre, quien le presenta al poeta surrealista Louis Aragon, con quien Berni comparte las ideas sobre el compromiso del arte con la revolución.

En 1930 regresa a la Argentina y se instala junto a su mujer francesa y su hija en la ciudad de Rosario. En 1931 adhiere al Partido Comunista y, al año siguiente, provoca al público porteño con una muestra surrealista (la primera en la Argentina), realizada en la Asociación Amigos del Arte. A partir de ese momento Berni se vuelca hacia un realismo crítico. En 1933 participa, con David Alfaro Siqueiros, Lino Enea Spilimbergo, Juan Carlos Castagnino y Enrique Lázaro, en la realización del mural “Ejercicio Plástico”, en la quinta de Natalio Botana, director del diario Crítica.

Antonio Berni, Desocupados, 1934, témpera sobre arpillera, 218 x 300 cm

Desocupados, 1934, témpera sobre arpillera, 218 x 300 cm

 

Antonio Berni, La muerte acecha en cada esquina, 1932, óleo sobre lienzo 54 x 71 cm

La muerte acecha en cada esquina, 1932, óleo sobre lienzo 54 x 71 cm

 

En 1934, Junto con otros artistas, funda la Mutualidad Popular de Estudiantes y Artistas de Rosario, donde dirige la escuela-taller.

La puerta abierta, 1932, óleo sobre cartón, 53 x 44 cm

La puerta abierta, 1932, óleo sobre cartón, 53 x 44 cm

 

La mujer del sweater rojo, 1935, óleo sobre arpillera, 108 x 92.3 cm

 

Antonio Berni, Chacareros

Chacareros, 1936

 

Antonio Berni, Medianoche en el mundo, 1937, óleo sobre arpillera, 195 x 289 cm

Medianoche en el mundo, 1937, óleo sobre arpillera, 195 x 289 cm

 

Entre diciembre de 1941 y mayo de 1942 recorrió Bolivia, Ecuador, Perú y Colombia, a fin de realizar estudios precolombinos por pedido de la Comisión Nacional de Cultura. Su obra “Mercado indígena” (1942), la basó en fotos que tomó durante este viaje.

En 1943 obtiene el Gran Premio de Honor del Salón Nacional y a año siguiente, con Spilimbergo, Castagnino, Urruchúa y Colmeiro, crea el primer Taller de Pintura Mural.

Imágenes del mural de la Galería Pacífico en Buenos Aires cuyo panel central fue pintado por Berni Durante
Imágenes del mural de la Galería Pacífico en Buenos Aires cuyo panel central fue pintado por Berni Durante

Imágenes del mural de la Galería Pacífico en Buenos Aires cuyo panel central fue pintado por Berni Durante 1951, 1952, 1953 Berni se fue a Santiago del Estero (provincia del noroeste argentino). Allí realizó la serie “Motivos santiagueños”.

Antonio Berni, Los Hacheros

Los Hacheros, 1953

 

Migración, 1954

Migración, 1954

 

En el período 1955-1956, hará la serie “Chaco”. Estas pinturas las expondrá en París, Berlín, Varsovia y Bucarest. Aragón inclusive lo presentó en Moscú en la Galería Creuze, en 1955.

En 1960 retoma su interés por retratar los personajes que le rodeaban como instrumento para hacer crítica social. La técnica predominante es el collage matérico (realizado a partir de materiales de desechos) como el fotomontaje. En este período creó dos personajes: Juanito Laguna y Ramona Montiel. La historia de estos dos seres lo envolverán por tiempo y con ellos trascenderá muchas más. Tanto los “Juanitos” como las “Ramonas” se cotizaron en el mercado exterior a precios incalculables.

Juanito Laguna ciruja

Juanito Laguna ciruja

 

Antonio Berni, Juanito remontando un barrilete, 1962, xilografía sobre papel 150 x 105 cm

Juanito remontando un barrilete, 1962, xilografía sobre papel 150 x 105 cm

 

Antonio Berni, La Navidad de Juanito, 1961, óleo sobre arpillera 300 x 200 cm

La Navidad de Juanito, 1961, óleo sobre arpillera 300 x 200 cm

 

Antonio Berni, Ramona y la adivina, 1976

Ramona y la adivina, 1976

 

En 1962, Berni gana el Gran Premio Internacional de Grabado en la Bienal de Venecia . En 1966 recibe el premio de la Bienal Internacional de Grabado de Cracovia.

En 1976 Berni se va a Nueva York. Allí pintó, hizo grabados, collage, y presentó en la Galería Bonino una muestra titulada “La magia de la vida cotidiana”. Durante su estadía en esa ciudad, hizo 58 obras que quedaron en la Galería para una muestra en Texas que nunca se realizó. En 1982, después de su muerte, llegaron a Buenos Aires. De esta época es “Aeropuerto” y ¡Los Hippies”, “Calles de Nueva York”, “Almuerzo”, “Chelsea Hotel” y “Promesa de castidad”.

En 1981 decora la capilla de San Luis de Gonzaga con las pinturas El Apocalipsis y La Crucifixión.

Antonio Berni, Mujer desnuda en la arena, 1981

Mujer desnuda en la arena, 1981

 

Antonio Berni fallece en Buenos Aires en 1981, a los 76 años

https://www.artexpertswebsite.com/es

Deja un comentario