El misterio de las bolas de nieve de mar

Giant snowballs in Nyda

El golfo de Ob se encuentra en al noroeste de Siberia. Allí, el pueblo de Nyda ha sido testigo de un fenómeno poco común. Hace unos días, la estampa que ofrecía la naturaleza era increíble: la arena de la playa estaba cubierta por miles y miles de bolas de nieve que se había formado de manera natural. No era un pequeño cúmulo, no, hablamos de un tramo de cerca de 18 kilómetros de playa, con bolas de iban desde el tamaño de una pelota de tenis a otra de hasta un metro de diámetro.

La explicación científica de tal fenómeno viene de la mano de un proceso ambiental en el que el viento y el agua arrastran pedazos de hielo hasta que se terminan en bolas de nieve gigantes. Así lo explica Sergei Lisenkov desde el Instituto de Investigación de la Antártida y el Ártico, indicando que una vez que se forman grandes masas de hielo en el mar, la “combinación de los efectos del viento, de la temperatura, la forma del litoral y las condiciones del viento”, terminan por pulir estas formas esféricas de nieve.

No es la primera vez que sucede algo parecido. Fenómenos similares ya se registraron en el golfo de Finlandia en diciembre de 2014 y en el lago Michigan de EEUU hace justo ahora un año.

 

Ahora los meteorólogos se apoyan en este fenómeno de Siberia para pronosticar un invierno en Norte América protagonizado por grandes nevadas. No se descarta, de hecho, que en enero se repita un fenómeno como el vórtice polar que dejó una veintena de muertos en 2014 y un rastro de miles de millones dólares en daños.

Así lo han puesto de manifiesto los expertos del centro de Investigación Atmosférica y Ambiental en Lexington (Massachusetts) en una investigación financiada por la National Science Foundation que prevé un invierno inusualmente frío, especialmente al este del río Mississippi. En sus informes, los científicos relacionan la pérdida de la masa de hielo ártica con la generación del vórtice polar.

Y EEUU no será el único afectado. Otras investigaciones, como las llevadas a cabo desde hace años en la Universidad de Sheffield, también relaciona el calentamiento en el Ártico con la generación de fuertes corrientes de frío que cada vez más llegan a latitudes medias.

http://blogs.publico.es/kaostica

Deja un comentario