Oxidada y mugrienta. Así está Río 2016 seis meses después

No hemos tenido que esperar unos años para que la decadencia haya llegado a las instalaciones de Río 2016. Seis meses han bastado para ver convertido el legado de los Juegos Olímpicos de Brasil en instalaciones sin ningún uso, estadios vandalizados y costosas construcciones deterioradas y llenas de suciedad.

Oxidada y mugrienta. Así está Río 2016 seis meses después
Vista aérea del Estadio de Maracaná. NACHO DOCE (REUTERS)

Sólo medio año después, el estado de abandono en las instalaciones de Río 2016 es lamentable. La piscina en la que Michael Phelps hizo historia (5 oros y 1 plata) y Mireia Belmonte logró un oro y un bronce, es hoy un recinto inhóspito y mugriento, con agua estancada, estructuras oxidadas y elementos desvencijados y rotos. La villa olímpica presenta un aspecto de total abandono. Y el mítico estado de fútbol de Maracaná, el más grande del mundo, sufre robos de material y tiene el césped seco y totalmente descuidado.

La agencia de noticias Reuters ha hecho un recorrido fotográfico por unas instalaciones que se construyeron a toda prisa entre protestas y manifestaciones.

Oxidada y mugrienta. Así está Río 2016 seis meses después
La piscina olímpica, seis meses después. El estado de abandono y suciedad es visible.- PILAR OLIVARES (REUTERS)

Una mujer con su bebé, ante el complejo de los JJOO de Río 2016. El cartel dice: “Estamos en receso para el mantenimiento de la piscina. Volveremos en enero. Feliz Navidad y Feliz Año Nuevo”. La foto fue tomada en febrero de 2017.- PILAR OLIVARES (REUTERS)
Oxidada y mugrienta. Así está Río 2016 seis meses después
Oxidada y mugrienta. Así está Río 2016 seis meses después
Vista aérea del centro acuático.- NACHO DOCE (REUTERS)
http://www.publico.es/

Deja un comentario